Sucesos

Se opera para aumentarse el pecho y acaba en estado vegetativo

Berenice Conte vive en Argentina, tiene 25 años y es una estudiante de Relaciones Públicas. Hace siete meses decidió someterse a una cirugía de aumento de pecho. La intervención tuvo lugar en una clínica privada. Desde entonces la joven se encuentra en estado vegetativo. Después de la operación pasó un mes en coma. Cuando despertó no podía hablar, andar o comunicarse con normalidad. Al parecer sufrió un accidente cardio vascular: un coágulo obstruyó el cerebro. Esto le ha dejado un grave daño cerebral como secuela.

“Nos aferramos a lo que dicen sus ojos” dice su padre Marcelo Conte. Solo puede comunicarse con la mirada. Cuando cierra los ojos significa sí. Si no, hace un pequeño movimiento con ellos. Es la única forma de comunicarnos con ella”.  El suceso ha salido ahora a la luz porque los padres denuncian que el caso no se investigó. La policía se limitó a hacer fotografías del quirófano. Ahora exigen responsabilidades a la clínica, al cirujano y al anestesista. En las próximas semanas veremos cómo se desarrolla el proceso judicial.
Aumento de pecho
El padre cuidando de Berenice
“Mi hija fue por una cirugía de aumento de pecho, que es una operación sencilla. A las 11:00 me llaman diciendo que estaba en cuidados intensivos. Cuando llego estaba entubada, con falta de oxígeno en el cerebro y en un paro cardiorrespiratorio. Ese día comenzó el calvario. Hasta el día de hoy no hemos salido de esa situación” comenta el padre en declaraciones a El Capital. Berenice ha adelgazado 10 kilos y pesa tan solo 42. Sus padres, hermano y una enfermera se turnan para atenderle. Necesita ayuda las 24 horas del día y está internada en un centro neurológico. La joven lleva un tiempo siendo tratada por un especialista en el aprendizaje de un sistema de comunicación. Se trata de ‘hablar’ y relacionarse mediante el movimiento de un dedo en una tabla.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias