El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
El consejero delegado de Cárnicas Joselito, Juan Luis Gómez (en el centro).
  • Manuel Cerdán y M.A. Ruiz Coll

El consejero delegado de Jamones Joselito, Juan Luis Gómez, viajó al menos una docena de veces a Hong Kong entre 2013 y 2016 para negociar la firma del bono de deuda soberana de Venezuela con el que cobraría más de 300 millones de euros actuando como «testaferro» del número 2 del régimen chavista, Diosdado Cabello.

Debido al secretismo con el que debía desarrollarse la operación, en ocasiones viajaba en coche desde Badajoz a Lisboa y tomaba allí el vuelo, para que no quedara constancia de que abandonaba el país desde el aeropuerto de Barajas, según los datos y testimonios que ha recopilado OKDIARIO. En conjunto, el copropietario de Cárnicas Joselito permaneció cerca de 13 meses en la antigua colonia británica, intentando desbloquear este negocio millonario.

Juan Luis Gómez también permaneció durante dos meses (desde el 4 de marzo al 30 de abril de 2015) en Venezuela donde, según aseguró, la abogada española que le acompañaba se reunió personalmente con Diosdado Cabello y con el entonces presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, también implicado en el pelotazo.

El largo proceso de negociación se inició con un primer viaje a Hong Kong, que el consejero delegado y copropietario de Cárnicas Joselito realizó en septiembre de 2013 junto a tres de sus socios. Allí debían reunirse con el empresario Albert G., que estaba citado para firmar el primer bono venezolano en una entidad financiera china, mientras la abogada que le asesoraba se mantenía en contacto con los altos cargos chavistas para que el grupo pudiera participar en un segundo bono que proporcionaría un beneficio económico aún mayor.

Un ‘sicario’ en el hotel

Juan Luis Gómez, el empresario canario Martín Jerónimo Hernández, el rumano Petru Ciuciu y otro intermediario se alojaron en el Hotel AC Sants de Barcelona, para viajar el 17 de septiembre de 2013 a la antigua colonia británica en un vuelo de la compañía Qatar Airways. Por su parte, la abogada se alojó en el rascacielos del Hotel Torre Catalunya, también próximo a la estación de Sants, antes de tomar su vuelo, tres días más tarde.

Una vez en Hong Kong, el grupo se alojó durante dos semanas en el Hotel Regal Airport, antes de instalarse en otro establecimiento, el complejo de apartamentos Harbour Green. Por su parte, la abogada permaneció en el Hotel Regal Oriental. En todo momento estuvieron vigilados de forma discreta por un individuo de nacionalidad colombiana, llamado Rafael y con aspecto de sicario, cuyos gastos de alojamiento pagaba la venezolana Verónica Álvarez, que era quien había facilitado al grupo el bono venezolano. Juan Luis Gómez pagó los gastos de la estancia del resto de socios que le habían acompañado.

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
El Hotel Regal Airport de Hong Kong.

Desde su hotel en Hong Kong, según aseguraron a sus socios, Juan Luis Gómez y la abogada se mantuvieron en contacto telefónico con los dos personajes que se habían sucedido en la presidencia del Banco Central de Venezuela (BCV), Eudomar Tovar y el polémico ex ministro de Finanzas Nelson Merentes, para lograr que el segundo bono fuera aprobado y emitido a nombre de Martín Jerónimo Hernández. Estas llamadas siempre se producían de madrugada, dada la diferencia horaria.

Hong Kong: cuartel general

Mientras tanto, Juan Luis Gómez confesó a uno de sus acompañantes que había hecho una transferencia de 400.000 euros, desde una de las empresas familiares, para participar en el segundo bono. Los socios le habían prometido una comisión del 12% sobre los beneficios totales, que se traduciría en varios cientos de millones de euros. Gómez añadió que había dado instrucciones para enviar un jamón de Cárnicas Joselito al presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), para cerciorarse de que estaba al corriente de sus negociaciones.

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
El ex presidente del Banco Nacional de Venezuela (BNV) Eudomar Tovar.

Durante su estancia en Hong Kong, Juan Luis Gómez se mantuvo en contacto telefónico permanente con su padre, Juan José Gómez Gómez, patriarca del grupo Joselito, para mantenerle informado de todos los avances de la operación. El consejero delegado también se reunió en el aeropuerto de Hong Kong con su hermano, José Gómez Martín, que acudió acompañado de un alto cargo de la compañía, el jefe de Ventas Internacionales.

Mientras se acercaba la fecha para firmar el primer bono, se sucedieron las intrigas en el seno del grupo de socios alojados en Hong Kong. El canario Martín Hernández confesó que, tras cobrar su parte, planeaba alquilar un avión privado para marcharse a Suramérica: nunca había existido el grupo de inversores de Bahréin que decía representar ni tenía intención de ejecutar las opciones de compra sobre empresas españolas que había firmado. Sólo había sido un ardid para conseguir los avales con los que financiar su participación en el negocio del bono venezolano.

Según han relatado a OKDIARIO dos de los presentes en aquel viaje, Juan Luis Gómez y el resto de socios decidieron entonces apartar del negocio al canario Martín Hernández y a Albert G. (que debía acudir a la firma porque aparecía como titular del primer bono) para evitar repartir con ellos los beneficios.

Según los dos citados testimonios, Juan Luis Gómez dio instrucciones para confinar al empresario canario en otro hotel de la ciudad, el Regal Oriental, privado de su teléfono móvil y de dinero, para evitar que sus indiscreciones dieran al traste con la operación. La abogada y Verónica Álvarez se encargarían de negociar con las autoridades venezolanas para que el bono de Albert G. se pudiera cobrar a nombre de una empresa de la que es socia única la letrada, Paltel Business SL.

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
El hotel Regal Oriental de Hong Kong.

Cuando Albert G. llegó a Hong Kong procedente de Portugal, el 14 de octubre, para firmar el bono, le instaron a regresar a España alegando que las autoridades venezolanas exigían documentos adicionales para firmar. Entre ellos, una escritura completa de su sociedad traducida al inglés por un intérprete jurado. El empresario Albert G. desapareció así de la escena.

La importancia de un jamón

Verónica Álvarez comunicó entonces al resto del grupo que el cambio de titularidad había obligado a retrasar la firma del primer bono, que se realizaría el 15 de noviembre en una entidad financiera de Ginebra (Suiza). El regreso de todo el grupo a España se produjo el 23 de octubre de 2013, en el vuelo QR 813 de la compañía Qatar Airways, que hizo escala en Doha (Qatar) con destino a Barcelona.

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
Tarjeta de embarque de uno de los acompañantes de Juan Luis Gómez en el vuelo de Qatar Airways de regreso de Hong Kong a Barcelona.

«Esta gente es peligrosa»

Desde Barcelona, el consejero delegado de Cárnicas Joselito y la abogada volaron a Lyon. Allí alquilaron días después un coche para viajar a Ginebra, donde pretendían abrir varias cuentas y alquilar una caja de seguridad en la que quedarían depositados todos los documentos. Incluido el que habían firmado todos los socios para hacer constar el reparto de los beneficios del bono.

A su regreso de Ginebra, Juan Luis Gómez se reunió con uno de sus socios en la terraza del Hotel Mercure Río de Badajoz y le comunicó que el cambio de titularidad había obligado a retrasar de nuevo la firma del bono. No obstante, exhibió el correo electrónico que le había mandado el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) para agradecerle el jamón que había ordenado enviarle semanas antes. Ahora, Gómez estaba seguro de que la persona con la que había conversado varias veces por teléfono desde Hong Kong era, efectivamente, la máxima autoridad monetaria de Venezuela.

Pocos días después, el 21 de noviembre de 2013 en Jerez de los Caballeros (Badajoz) –donde se encuentra una de las empresas de su grupo, la fábrica de piensos Campo Jerez SL–, el consejero delegado de Cárnicas Joselito comunicó al rumano Petru Ciuciu que Verónica Álvarez ya había llegado a España con la documentación necesaria, que había sido verificada por el director de una oficina del banco suizo en Miami. Este empleado bancario también sería el encargado de constituir las sociedades en un paraíso fiscal para cobrar los beneficios del bono.

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
El socio rumano de Juan Luis Gómez, Petru CiuCiu, en una foto facilitada a OKDIARIO por un colaborador del consejero delegado de Cárnicas Joselito.

Juan Luis Gómez y la abogada viajaron entonces a Manchester, donde se reunieron con Verónica Álvarez y con representantes del Gobierno de Venezuela. Desde allí, Gómez anunció a uno de sus socios por whatsapp: “Ya ha llegado el sobrino del presidente del BCV, Eudomar Tovar”. Aludía a Hansy Araos, pareja de la venezolana Verónica Álvarez y sobrino del alto cargo chavista. “Me han pedido que ponga un millón de euros para bajar el [segundo] bono. Sólo he podido poner 400.000”, proseguía el mensaje. Y no ocultó su intranquilidad ante la calaña de los personajes con los que estaba negociando: “Esta gente es peligrosa”, comentó.

“El que más se lleva es Maduro”

A su regreso a España, Gómez comunicó algo más a sus socios: su papel iba a ser actuar como “testaferros” para que varios dirigentes del régimen chavista se llevaran la parte del león del bono venezolano: “El que más se lleva es Maduro”, aseguró.

Después de que la abogada firmara el bono en Hong Kong, en representación de su empresa Paltel Business SL, el dinero quedaría depositado en varias cuentas en un paraíso fiscal en forma de “fideicomiso” a 20 años, según explicó Juan Luis Gómez. No podrían empezar a cobrarlo hasta transcurrido un plazo de 18 meses desde la firma.

El consejero delegado de Cárnicas Joselito explicó que ya había invertido cerca de dos millones de euros para participar en el negocio, incluyendo los viajes y estancias en Hong Kong, Ginebra y Manchester. A la espera de que fructificaran sus gestiones, la familia de la abogada se encontraba en dificultades económicas y Juan Luis Gómez adelantó una importante cantidad para evitar que a la madre de la letrada le embargaran su casa en Galicia.

Para asegurar el cobro del primer bono, Juan Luis Gómez viajó de nuevo en junio de 2014 a Hong Kong, desde donde anunció a sus socios: “Se ha comprobado la documentación y es correcta: la operación es correcta al 100%”. Tras una breve estancia en España, aquel mismo verano regresó a la antigua colonia británica, donde conoció a su actual pareja, y finalmente anunció el 22 de septiembre de 2014: “Al final se ha conseguido firmar en el banco; ya sólo queda hacer los trámites para ir cobrando el dinero que se irá recibiendo dentro de 18 meses”.

«Diosdado Cabello ha tomado las riendas»

A lo largo de 2015, el consejero delegado de Cárnicas Joselito viajó al menos tres veces más a Hong Kong, donde permaneció durante varios meses. “He hablado con la autoridad del banco y nos ha asegurado que todo es auténtico y se cobra pase lo que pase”, anunció el 24 de diciembre de 2015, día de Nochebuena, “mi padre me ha dicho que tiene vendido el complejo Doncella Beach pero le he convencido de que no lo haga, pues esto es seguro que se cobra”.

Y el 30 de enero de 2016 dijo a uno de sus socios, en un mensaje enviado de nuevo desde Hong Kong: “Estamos pendientes de un certificado Euroclear, el dinero lo ha puesto Cabello, que es el que ha tomado las riendas. Se nota que es militar, mucho más serio”. Aludía al número 2 del régimen chavista y hombre de confianza de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello. Euroclear es una entidad con sede en Bélgica que se dedica a la liquidación de transacciones de valores y a la custodia de dichos activos.

El 4 de marzo de 2016, durante su séptimo viaje a Hong Kong, Juan Luis Gómez aseguró que se había visto personalmente con el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, quien había acudido al país asiático para firmar el bono, pero habían surgido contratiempos de última hora.

Pero el 30 de marzo comunicó desde Singapur –donde su abogada debía firmar el segundo bono– a uno de los socios, que esperaba noticias desde España, que toda la operación se había ido al traste: “Ana ha ido al banco con la cita y no sabían nada, no conocían a la persona que tenía que firmar, han llamado a la Policía. Ésta ha enseñado todos los escritos que llevaba y ha quedado que ordenaba todo y lo presentaba en uno o dos días”.

El dueño de Joselito permaneció 13 meses en Hong Kong y dos en Venezuela para negociar el bono de Cabello
El ex presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes.

Ante este socio, con el que había contraído una importante deuda, Gómez aseguró que la operación se había frustrado definitivamente y que había sido víctima de “un engaño”. Así lo ha sostenido también en declaraciones a OKDIARIO: «Me han estafado, debería haber ido al Juzgado a denunciarlo, pero es una historia de mi vida muy mala de la que quiero pasar página».

Si bien el empresario no sólo ha aparcado sus planes para vender el complejo Doncella Beach de Estepona, sino que ha reestructurado y relanzado a nivel internacional el grupo Cárnicas Joselito, que en octubre de 2018 celebró su 150 aniversario con una fastuosa fiesta para 1.600 invitados en el Teatro Real de Madrid, alquilado para la ocasión.

Los verdaderos engañados –al menos así se sintieron– eran los colaboradores de Gómez, que habían dedicado a la operación más de dos años de su vida. Uno de ellos ha comentado a OKDIARIO: “Sólo aspiro a que se sepa la verdad y a que se abra una investigación. Estoy dispuesto a declarar donde haga falta”.

Lo último en Investigación

Últimas noticias