El dueño de Joselito intentó vender antes del ‘pelotazo’ el complejo de lujo Doncella Beach por 135 millones

Joselito
La terraza con piscina de uno de los áticos del complejo Doncella Beach de Estepona, que se venden por más de un millón de euros, en una imagen publicada en la web de la compañía.
  • Manuel Cerdán y M.A. Ruiz Coll

La crisis económica de 2008 había hecho mella en las cuentas de Cárnicas Joselito, una de las más emblemáticas firmas españolas de jamones e ibéricos con sede en Guijuelo (Salamanca).

Hasta el punto de que su consejero delegado, Juan Luis Gómez, intentó vender en 2013 por 135 millones de euros el complejo de apartamentos de lujo Doncella Beach, que había sido desarrollado en Estepona (Málaga) por una de las filiales del grupo, Promociones Urbanas La Glorieta SL.

Esta empresa se había convertido en un permanente quebradero de cabeza para Juan Luis Gómez. Las obras de construcción del complejo, diseñado por el arquitecto Javier Gil Santos, habían concluido en 2010. Pero la crisis económica mantenía prácticamente paralizada la venta de las viviendas.

Debido a la millonaria inversión realizada para poner en marcha el proyecto, la promotora se encontraba en causa de disolución con patrimonio negativo desde 2009, por lo que precisó una inyección económica de 8,5 millones de euros del grupo matriz, Cárnicas Joselito, para garantizar su viabilidad.

Un centro para deportivas de élite

Promociones Urbanas La Glorieta tenía en 2013 un fuerte endeudamiento de 51 millones de euros, de los cuales 40,6 millones correspondían a un crédito promotor concedido por el Banco Popular, por el que debía pagar 400.000 euros cada trimestre. Además, la compañía mantenía en el Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca un litigio contra sus anteriores administradores, Germán Macías Sánchez y Germán Macías Otero, a los que reclamaba una deuda de cerca de un millón de euros. Sin éxito, porque la Audiencia Provincial de Salamanca archivó esta reclamación en una sentencia dictada el 25 de febrero de 2015.

Para aliviar las dificultades económicas de su grupo, Juan Luis Gómez firmó el 9 de julio de 2013 un contrato para vender por 135 millones de euros 66 de los 88 apartamentos de lujo del Doncella Beach al empresario canario Martín Jerónimo Hernández, que en aquel momento decía representar a un fondo de inversión de Bahréin.

El dueño de Joselito intentó vender antes del ‘pelotazo’ el complejo de lujo Doncella Beach por 135 millones
La opción de compra que Juan Luis Gómez otorgó al empresario canario Martín Jerónimo Hernández sobre 66 de las viviendas de lujo del complejo Doncella Beach de Estepona (Málaga).

Poco después, Juan Luis Gómez ofreció a este mismo empresario canario por otros 120 millones un solar que el grupo familiar de empresas posee en La Línea de la Concepción (Cádiz), en el que tenía previsto desarrollar un complejo para deportistas de élite de toda Europa. Las dificultades económicas obligaban al consejero delegado de Cárnicas Joselito a soltar lastre.

Finalmente, Gómez ofreció al empresario canario todo el grupo Cárnicas Joselito por 2.100 millones de euros. La operación no llegó a fructificar y Martín Hernández nunca ejecutó la opción de compra sobre el Doncella Beach de Estepona. Pero ofreció a Juan Luis Gómez una oportunidad de negocio que podía resolver los problemas económicos de Cárnicas Joselito: le puso en contacto con la venezolana Verónica Álvarez y una abogada, que buscaban inversores para cobrar un bono de deuda de Venezuela actuando como testaferros de Diosdado Cabello y otros altos cargos del régimen chavista.

Varios áticos de un millón de euros

Después de que la abogada firmara el primer bono venezolano, el 22 de septiembre de 2014 en Hong Kong, en nombre del grupo de inversores españoles encabezado por Juan Luis Gómez, este parece haber descartado los planes para desprenderse del complejo de lujo de Estepona.

El proyecto urbanístico sigue adelante y en 2017 se iniciaron las obras de construcción de su restaurante, que se encuentra semisumergido bajo el nivel del mar y cuenta con su propio embarcadero para que las grandes fortunas que veranean en Marbella puedan acudir a cenar en yate.

El dueño de Joselito intentó vender antes del ‘pelotazo’ el complejo de lujo Doncella Beach por 135 millones
El restaurante del complejo Doncella Beach está parcialmente sumergido bajo el nivel del mar, en una imagen publicada en la web de la compañía.

El complejo Doncella Beach consta de 88 viviendas distribuidas en siete bloques, que toman su nombre de deidades griegas: se trata de los edificios Zeus, Apolo, Hermes, Poseidón, Atenea, Artemisa y Afrodita.

La urbanización cuenta con varios áticos dúplex cuyo precio ronda el millón de euros. Cada uno de estos áticos tiene una superficie total de 375 metros cuadrados, con cinco dormitorios, cinco baños, 238 metros cuadrados de terraza y otros 118 de solárium en varias plantas.

El Ayuntamiento de Estepona (Málaga) otorgó en agosto de 2012 a Juan Luis Gómez su Premio Turismo 2012, como promotor del complejo Doncella Beach, por convertir el municipio en «uno de los principales enclaves residenciales de la Costa del Sol». El propio consejero de Cárnicas Joselito recogió el galardón de manos de la edil de Turismo, Marina Segovia.

«En estos momentos de crisis es importante que Estepona cuente con proyectos de esta envergadura porque nos posicionan sobre otros destinos turísticos que no disponen de complejos tan atractivos como el Doncella Beach», afirmó la edil durante el acto celebrado en la sede consistorial, como muestra el siguiente vídeo:

Lo último en Investigación

Últimas noticias