El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado

El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado
El consejero delegado de Cárnicas Joselito, Juan Luis Gómez, y la venezolana Verónica Álvarez Álvarez, que recibió los pagos.
  • Manuel Cerdán y M.A. Ruiz Coll

El consejero delegado de Jamones Joselito, Juan Luis Gómez Martín, realizó en un año y medio al menos 12 transferencias por un importe total de 1.194.854 euros, para pagar su participación en el bono de deuda de Venezuela con el que esperaba ganar 300 millones de euros actuando como «testaferro» del número 2 del régimen chavista, Diosdado Cabello.

Juan Luis Gómez realizó estos pagos (entre septiembre de 2013 y mayo de 2015) utilizando fondos del grupo familiar de empresas. La destinataria de las transferencias era la mujer de nacionalidad venezolana Rosario de la Verónica Álvarez Álvarez, cuyo marido decía ser sobrino del entonces presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Eudomar Tovar.

Nacida en Caracas en 1975, Verónica Álvarez vivía en aquel momento en una vivienda unifamiliar de la calle Grecia de Tarrasa (Barcelona), si bien  actualmente, tras recibir estos pagos, reside en Ormond Beach, una población de 38.000 habitantes en la costa de Florida.

El consejero delegado y copropietario de Cárnicas Joselito había conocido a Verónica Álvarez el 15 de septiembre de 2013 en Barcelona. En aquella reunión la mujer le explicó que, gracias a sus vínculos familiares con el presidente del Banco Central de Venezuela, estaba en poder de un bono de deuda soberana que proporcionaría a los inversores un beneficio de varios cientos de millones de euros, una vez quedara firmado el 15 de octubre en la sede del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) de Hong Kong.

El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado
Verónica Álvarez nació en Caracas en 1975 y actualmente reside en Florida (EEUU).

Juan Luis Gómez y otros tres socios españoles viajaron a Hong Kong (donde Verónica Álvarez acudió unos días más tarde) entre el 17 de septiembre y el 23 de octubre de 2013, para asistir a la firma del bono, que finalmente quedó pospuesta por problemas administrativos.

Coincidiendo con este viaje, el consejero delegado realizó cinco transferencias por un importe total de 691.854 euros a una cuenta de CaixaBank cuya titular es Verónica Álvarez, para participar en el negocio del bono.

De acuerdo con uno de los contratos a los que ha tenido acceso OKDIARIO, Juan Luis Gómez ordenó transferir a dicha cuenta de Verónica Álvarez 21.854 euros el 16 de septiembre de 2013 (el día antes de volar a Hong Kong), otros 110.000 euros el 30 de septiembre, 80.000 euros el 2 de octubre, 70.000 euros el 8 de octubre y otros 410.000 euros el 28 de octubre, una semana después de regresar de Hong Kong. En total, casi 700.000 euros salidos de las arcas de la firma de jamones Cárnicas Joselito.

El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado
Juan Luis Gómez dejó constancia de estos pagos en un contrato firmado en nombre de Cárnicas Joselito.

Mientras la firma del bono sufría sucesivos retrasos, Verónica Álvarez no dejó de pedir a Juan Luis Gómez nuevas sumas de dinero en nombre de los dirigentes chavistas. De este modo, a lo largo de 2014 el consejero delegado de Cárnicas Joselito ordenó otras cuatro transferencias a la cuenta de la mujer venezolana, por un importe total de 455.000 euros, para satisfacer sus exigencias: 15.000 euros el 20 de enero de 2014, 30.000 euros el 22 de enero, 40.000 euros el 21 de marzo y, finalmente, 300.000 euros el 9 de octubre.

El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado
Juan Luis Gómez dejó constancia de estos pagos en un contrato firmado en nombre de Cárnicas Joselito.

Este último pago se produjo durante el tercer viaje de Juan Luis Gómez a Hong Kong, desde donde anunció a sus socios españoles que ya había sido firmado el primer bono (del que esperaba cobrar 300 millones de euros): según explicó, sus beneficios podrían comenzar a cobrarse en un plazo de 18 meses.

El 14 de enero de 2015, Juan Luis Gómez ordenó otra transferencia de 32.000 euros desde una cuenta del Banco Santander en Guijuelo (Salamanca), cuyo titular es su sociedad Cárnicas Joselito, a la cuenta de Verónica Álvarez en CaixaBank, como muestra el siguiente documento:

El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado
Juan Luis Gómez ordenó el 14 de enero de 2015 otra transferencia de 32.000 euros a Verónica Álvarez desde una cuenta de Cárnicas Joselito.

Verónica Álvarez Álvarez tentó entonces al consejero delegado de Cárnicas Joselito con la emisión de un segundo bono, que debía ser aprobado por la Asamblea Nacional de Venezuela, entonces presidida por Diosdado Cabello, y que le proporcionaría un beneficio económico aún mayor.

Para hacer posible este negocio, Juan Luis Gómez viajó a Venezuela, donde permaneció durante dos meses (en marzo y abril de 2015). Desde allí, anunció a sus socios españoles: “Esto no me gusta, quieren ahora más dinero. Dicen que 50.000€ más para unos timbres que necesitan. La única garantía es pagar y esperar. Yo ya no puedo pagar más”.

A su regreso, Juan Luis Gómez aseguró que la abogada española que le acompañaba se había reunido personalmente con Diosdado Cabello y con el entonces presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, para negociar los detalles de la operación financiera.

Por encargo de Juan Luis Gómez, un empresario realizó en mayo de 2015 otras dos transferencias, por un importe total de 33.000 euros, a la  cuenta 635872*** del JP Morgan Chase Bank, cuyo titular es la sociedad Printmatic Inc, que tenía su sede en la población de Cheyenne, en el Estado norteamericano de Wyoming.

Printmatic Inc estaba presidida por Óscar R. Ciccone, quien es socio de la venezolana Verónica Álvarez y su marido, Hansy Araos, en otras dos empresas radicadas en el Estado de Florida.

El dueño de Joselito hizo 12 transferencias que suman 1,2 millones para financiar el bono de Diosdado
La Agencia antidrogas de EEUU, la DEA, ofrece una recompensa de 10 millones de dólares para quien entregue a Diosdado Cabello.

OKDIARIO ha podido acreditar documentalmente estos doce pagos de Juan Luis Gómez a la venezolana Verónica Álvarez Álvarez, aunque no fueron los únicos que el consejero delegado de Cárnicas Joselito realizó para participar en el negocio del bono venezolano, con la expectativa de cobrar más de 300 millones de euros.

Juan Luis Gómez confesó a sus socios españoles que había invertido más de 2,5 millones de euros para participar en el bono como «testaferro» de Diosdado Cabello. A estas cantidades hay que sumar el pago de los viajes y estancias en Hong Kong (donde en total permaneció 13 meses, a 300 euros la noche de hotel por persona), Ginebra (Suiza), Manchester (donde de nuevo se reunió con Verónica Álvarez y su marido), Venezuela y Singapur (donde permaneció cerca de nueve meses junto a la abogada que le asesoraba).

Finalmente, en marzo de 2016, Juan Luis Gómez comunicó a sus socios españoles desde Singapur que había sido víctima de «una estafa» y que no iban a cobrar ni un euro de su inversión. También lo ha sostenido así ahora, en declaraciones a OKDIARIO: «Me han estafado, debería haber ido al Juzgado a denunciarlo, pero es una historia de mi vida muy mala de la que quiero pasar página». El consejero delegado de Cárnicas Joselito niega ahora, incluso, el viaje que realizó a Venezuela en 2015, si bien OKDIARIO tiene contrastados estos hechos a través de numerosos testimonios y documentos.

Lo último en Investigación

Últimas noticias