Pillados

La última venganza laboral: pastelitos de viagra para su jefe

0 Comentar

Benjamin Chope de 24 años, quiso hacerle una broma a su jefe por el día de los Inocentes. Para ello añadió 30 pastillacas de viagra en 8 pastelitos. Y se los ofreció con la mejor de sus sonrisas. “No tenía intención de dañar a mi jefe (el Señor Webber) pero pensé que sería divertido provocarle una erección”.

Fue divertido y peligroso, porque el susodicho Señor Webber acabó en el hospital. A los 15 minutos de su ingesta, se empezó a encontrar mal. Benjamin contó a sus compañeros lo que había hecho y estos llamaron la ambulancia. El pobre directivo se pasó 10 horas en el hospital, con la tienda de campaña puesta. El caso es que el empleado fue despedido y esta semana ha sido condenado a 80 horas de trabajo sin paga y 12 meses de voluntariado forzoso. Ea.

viagra

 

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias