Pedro Sánchez viaja al futuro

Pedro Sánchez viaja al futuro

Pedro Sánchez es un hombre récord: récord en tener la primera dimisión de un ministro, Màxim Huerta, récord en conceder prebendas a independentistas catalanes y vascos y récord a la hora de llegar a la XIII Legislatura sin terminar aún la XII. Fue llegar a La Moncloa y poner en la página web que estaba ya en ella. Tantas ganas tiene de gobernar que, aunque fuera sin pasar por las urnas, quería saltar a toda prisa la complicada página del presente que tiene que solventar.

Está comprobando que la situación no era tan fácil como él pensaba. Con sólo 84 diputados y unos socios de moción repletos de veleidades y radicalidad, el ejercicio gubernamental se está atascando sobremanera. No obstante, el viaje al futuro de Pedro McFly Sánchez ha sido tan súbito que se le ha olvidado un pequeño detalle imprescindible para ser el inquilino de La Moncloa en la XIII Legislatura.

Pedro Sánchez viaja al futuro

Antes tendría que ganar las elecciones generales o, al menos, tener algo más de 84 diputados para otorgar a España una estabilidad real y no una quimera en manos de radicales. La democracia no permite llegar al futuro mediante mociones de censura. Conviene no acostumbrarse a este mecanismo si la alternativa es endeble, ya que en política, más que en cualquier otro ámbito de la vida, de la ilusión a la realidad suele haber un gran margen.

Lo último en OK Macuto