El socio canario de Joselito presenta un proyecto fantasma para invertir 73 millones en un hotel de Illinois

El socio canario de Joselito presenta un proyecto fantasma para invertir 73 millones en un hotel de Illinois
El hotel 'fantasma' promovido por Martín Jerónimo Hernández se alzaría sobre los terrenos en los que hoy se encuentra un conocido bar de ambiente gay de Springfield (Illinois), el Club Station House.
  • Manuel Cerdán y M.A. Ruiz Coll

En la capital de Illinois (EEUU), Springfield, todavía siguen esperando la inversión millonaria prometida hace pocos meses por el empresario canario Martín Jerónimo Hernández, quien actuó como socio del consejero delegado de Cárnicas Joselito, Juan Luis Gómez, en el bono venezolano de Diosdado Cabello.

A través de un abogado de la ciudad, Martín Hernández presentó en marzo de 2019 un proyecto para construir un hotel de lujo con 95 habitaciones, distribuidas en 10 plantas, y una inversión de 73,5 millones de dólares en el centro de Springfield, una población de 111.000 habitantes.

El empresario canario logró que el Ayuntamiento de Springfield le concediera una subvención de 7,6 millones de dólares para ejecutar el proyecto. De esta cantidad, Martín Hernández de momento sólo ha percibido un anticipo de 450.000 dólares, que debía destinar a comprar los terrenos en los que se ubicará el hotel.

Se trata de una manzana en la que actualmente se encuentra un conocido bar de ambiente gay de la ciudad, el Club Station House, muy popular por las actuaciones de drag queens que acoge durante los fines de semana. El club adopta este nombre porque se encuentra ante las vías de tren, junto a la estación de Amtrak.

El socio canario de Joselito presenta un proyecto fantasma para invertir 73 millones en un hotel de Illinois
El hotel ‘fantasma’ promovido por Martín Jerónimo Hernández se alzaría sobre los terrenos en los que hoy se encuentra un conocido bar de ambiente gay de Springfield (Illinois), el Club Station House.

Según el proyecto presentado por el socio canario de Joselito, a través de la sociedad DK Collection Spi LLC, el hotel se convertirá en un gran centro de ocio con dos plantas de aparcamiento subterráneo, una bolera en el quinto piso y una piscina en la azotea.

Sin embargo, el pasado 31 de marzo concluyó el plazo para que Martín Hernández acredite ante el Ayuntamiento de Springfield que dispone de la financiación necesaria para invertir los 73 millones de dólares prometidos, y los responsables municipales ya se han cansado de esperar la documentación.

La sociedad promotora DK Collection Spi LLC sólo ha podido presentar una carta firmada el pasado 20 de diciembre en la que su accionista mayoritario, el empresario canario Martín Jerónimo Hernández, reafirma su compromiso de  «financiar completamente el proyecto de construcción del hotel». Pero ni rastro del dinero, cuando ya ha concluido sobradamente el plazo para presentar las pruebas de la financiación.

La prensa local se ha hecho eco de este fiasco, en varias crónicas cargadas de escepticismo sobre el proyecto. El Illinois Times ha informado de que el pasado 18 de marzo se convocó una reunión con el arquitecto, el ingeniero civil y el constructor que debía ejecutar la obra, pero no apareció nadie en representación del promotor.

El socio canario de Joselito presenta un proyecto fantasma para invertir 73 millones en un hotel de Illinois
El consejero delegado de Cárnicas Joselito, Juan Luis Gómez, junto al empresario canario Martín Jerónimo Hernández.

Por su parte, el dueño del Club Station House, Ryan Bandy, explicó que lleva desde el pasado otoño intentando ponerse en contacto por correo electrónico con el empresario canario que se comprometió a comprarle sus terrenos, pero no ha vuelto a dar señales de vida: «Nunca obtuve una respuesta. Creo que está muerto», comentó con desaliento.

La prensa local de Springfield también ha desvelado que Martín Jerónimo Hernández tenía previsto ejecutar la inversión desde su sociedad Gestión de Patrimonios Gold, cuya página web –hoy borrada– anuncia que administra inversiones en el terreno del «petróleo y gas, banca, servicios financieros, infraestructura y construcción, materias primas, agua, energía y compra de hoteles».

Pero todo indica que Gestión de Patrimonios Gold es un cascarón vacío. Martín Jerónimo Hernández compró esta sociedad, constituida en Madrid el 11 de junio de 2013, para administrar las opciones de compra que suscribió por importe de varios cientos de millones de euros sobre un puñado de empresas y fincas en toda España. Incluyendo una bodega con viñedos en Zamora (por importe de siete millones), una finca ganadera en Salamanca (por 3,1 millones), una industria en Guijuelo (por 35 millones) y dos edificios en Madrid.

Como ha informado OKDIARIO, Martín Jerónimo Hernández aseguraba entonces representar a un fondo de inversión de Bahréin, interesado en comprar industrias españolas. En realidad, el fondo de inversión árabe no existía: el empresario canario había utilizado este ardid para reunir avales por importe de 853.732 euros, con el fin de invertirlos en el bono venezolano de Diosdado Cabello.

Joselito
La terraza con piscina de uno de los áticos del complejo Doncella Beach de Estepona, que se venden por más de un millón de euros, en una imagen publicada en la web de la compañía.

Jerónimo Hernández firmó una de las opciones de compra, por importe de 135 millones de euros, sobre la urbanización de lujo Doncella Beach de Estepona (Málaga), promovida por una empresa participada por el grupo Cárnicas Joselito. Cuando el copropietario de la empresa de jamones, Juan Luis Gómez, descubrió que Martín Hernández le había engañado, decidió participar junto a él en el negocio del bono de deuda soberana de Venezuela, para dar un pelotazo de 300 millones actuando como «testaferro» de Diosdado Cabello, según sus propias palabras.

Un año después de que Juan Luis Gómez anunciara, en septiembre de 2014, que el primer bono ya había sido firmado en Hong Kong, su socio Martín Hernández constituyó en Londres, el 20 de noviembre de 2015, una sociedad de intermediación financiera, Mondial Finances Trading LTD, en la que aparece como fundador y director.

El socio canario también ha impulsado a través de su pareja, Sonia Fleitas, la creación de una cadena hotelera, Ska Hotels SL, que ya gestiona un hotel de 93 habitaciones en Tenerife y tiene planes de expansión en Granada y Málaga. Aunque oficialmente sólo figura Sonia Fleitas como socia y administradora única, en la edición de la feria del turismo Fitur de 2019 Martín Hernández participó activamente en todos los actos de promoción de Ska Hotels.

Lo último en Investigación

Últimas noticias