Anchoas en aceite

anchoas en aceite
Receta de anchoas en aceite
Comentar

Las anchoas en aceite son una deliciosa preparación que requiere de un proceso adecuado; la paciencia es la clave para realizar este manjar ideal para cualquier ocasión. Las anchoas nunca pierden firmeza y elasticidad, y el brillo y sabor que adquieren son incomparables.

Los boquerones o anchoas son pecados azules que poseen abundantes propiedades nutricionales. Su carne es una rica fuente de proteínas de alto valor biológico; estos nutrientes son sustancias fundamentales para la formación de los músculos del cuerpo humano.

También nuestras uñas, el cabello y los cartílagos están formados por proteínas. En realidad, intervienen en la formación de todos los tejidos del cuerpo. Por esto, la ausencia de estas sustancias haría muy difícil la correcta formación de los órganos del cuerpo.

Este producto marino, las anchoas, también es una rica fuente de hierro. El hierro es un mineral indispensable para la formación de la hemoglobina; se trata de una sustancia asociada al proceso de oxigenación de todo el organismo. El hierro ayuda también a prevenir la fatiga.

anchoas en aceite

Ingredientes:

  • 500 g de anchoas
  • Una cucharada de sal
  • 600 g de vinagre de cidra
  • 400 cc de agua
  • 100 mL de aceite de oliva
  • Cómo hacer anchoas en aceite:

    1. Retirar la cabeza de las anchoas con las manos. Separar las tripas con el mismo movimiento con que se saca la cabeza, dejando las espinas.
    2. Lavar en agua muy fría para retirar los restos de sangre.
    3. En una fuente, agregar los 600 gramos de vinagre de sidra. El vinagre debe estar muy frío.
    4. Agregar los 400 cc de agua, la cual debe estar muy fría también. Mezclar con el vinagre. Agregar una cucharada sopera de sal y mezclar hasta diluir. Añadir en esa fuente las anchoas limpias y con espinas.
    5. Introducir la fuente con las anchoas marinadas en la nevera durante unas ocho horas. En este tiempo las anchoas captarán el sabor de la sal y el vinagre; la carne de la anchoa no se verá afectada gracias a las espinas.
    6. Pasadas las ocho horas, retirar la fuente de las anchoas de la nevera y eliminar las espinas con cuidado. Será suficiente con utilizar las manos para esta tarea.
    7. Colocar aceite de oliva en otra fuente o plato e ir colocando las anchoas abiertas con la piel hacia arriba. Cubrirlas todas con aceite. Servir.

    ¿Has probado a comer anchoas de esta forma? Prueba esta receta y te sorprenderá el resultado. Si ofreces un aperitivo de anchoas en aceite a tus invitados, el éxito está asegurado.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias