Batido de sandía

batido de sandia
Receta de batido de sandía fresco, delicioso y natural
Comentar

La receta del batido de sandía es de lo más refrescante y saludable que puede existir. La sandía es una de esas frutas que nos encanta. Su textura, sabor y buenas propiedades la hacen irresistible en los días más calurosos del año. Si todas estas buenas cualidades las hacemos batido, disfrutaremos de algo realmente especial. Este postre o merienda saludable se convertirán en un imprescindible. Es muy fácil de preparar, como cualquier batido puede ser modificado, añadiendo, por ejemplo, más frutas o en lugar de leche, un poco de nata, pequeños detalles que marcarán la diferencia. Toma nota de este batido de sandía y empieza a disfrutar de una receta única.

La sandía es una fruta rica en L-citrulina, un elemento que permite a los músculos relajarse para obtener energía. Ideal en esos días de sobreesfuerzo o para aquellas personas que practican ejercicio regularmente. Como cualquier fruto rojo, la sandía es un potente antioxidante, previene el envejecimiento y mantiene el estado de nuestros tejidos. Una gran aliada que se puede consumir de forma regular y muy fácilmente. Además, esta fruta contiene mucha fibra. Es perfecta para eliminar todos aquellos elementos tóxicos de nuestro organismo. Evita en gran medida el estreñimiento ocasional que puede afectarnos.

Ingredientes:

  • 1 kilo de sandía
  • Un litro y medio de leche o nata
  • Hojas de menta
  • Cómo preparar un batido de sandía:

    1. El primero de los pasos para preparar nuestro delicioso batido de sandía es preparar el ingrediente principal. Pelaremos bien la sandía. Lo ideal es partir la sandía por la mitad e ir recortándola en trozos más pequeños. A medida que vayamos haciendo los trozos, les quitaremos las pepitas. Para un buen batido debe quedar totalmente limpia, sin ninguna pepita que puede afectar el sabor y la textura del batido.
    2. Las partes de color blanquecino de la fruta también deberán quedar fuera de nuestro batido. Las retiraremos todas para disponer la sandía en la licuadora. Es importante que esté bien troceada y limpia.
    3. Licuamos o batimos la sandía, debe quedar fina y de textura suave. A continuación, incorporamos la leche o la nata, dependiendo de las calorías que le queremos añadir al postre. Lo batiremos todo muy bien. Si prefieres los postres dulces puedes ponerle un poco de azúcar y esperar que se diluía bien en el batido.
    4. Cuando esté listo, lo serviremos en copas individuales que deberán estar muy frías. Es mejor guardarlo en la nevera o el congelador hasta la hora de la comida. Puedes decorar con un poco de menta, le dará color a la receta.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias