Recetas de salsas

Receta de Guacamole

Guacamole
Receta de Guacamole
Comentar

El guacamole es una de las salsas más conocidas del mundo. La base de aguacate la convierte en un acierto que se puede combinar con uno nachos o servir como complemento a cualquier tipo de plato principal.

El guacamole es una de las recetas mexicanas más conocidas del mundo. Esta salsa es un magnífico complemento de unos nachos o de una tapa muy especial. No puede faltar en cualquier mesa de inspiración mexicana que se precie y tiene una materia prima de lo más saludable. Los aguacates son la base de un plato de una cremosidad enorme, perfecto para complementar bocadillos, tostada o hamburguesas. Toma nota de cada uno de estos pasos y atrévete a conseguir cocinar el mejor guacamole que hayas provocado antes, descubre todos los secretos con esta sencilla y rápida receta.

Ingredientes:

  • 4 aguacates maduros
  • 1 cebolla mediana o una cebolleta
  • 1 tomate
  • 1 chile serrano (o un jalapeño en conserva o una cayena)
  • Zumo de media lima o limón
  • Cilantro fresco
  • Sal
  • Cómo preparar guacamole

    1. El guacamole tiene como base principal el aguacate. Para esta receta será mejor que esté maduro, de lo contrario será más complicado de triturar y no nos quede una salsa menos ligada.
    2. Empezaremos con los complementos al aguacate. Lavamos el tomate y el cilantro. Los dejaremos listos para triturarlos. Esta base de sabor y de color deberá integrarse perfectamente con los aguacates. Las cantidades son orientativas, podemos poner de más si nos gusta con más sabor de cilantro.
    3. Seguiremos con la cebolleta o la cebolla, la pelamos y cortamos muy finitos. Los trozos de la cebolla deberán ser iguales a los del tomate. Estos dos ingredientes se deberán fundir con el aguacate. El secreto de esta salsa estará en el sabor, pero también en la frescura de estos sabores.
    4. Estos ingredientes se deben colocar directamente en el mortero. El buen guacamole se cocina en el molcajete que es un mortero tradicional. Los dejaremos en el fondo a la espera del verdadero protagonista del plato, el aguacate.
    5. Nos ponemos manos a la obra con los aguacates. Debemos pelarlos con cuidado, los partimos por la mitad y le retiramos el hueso. Con la ayuda de una cuchara le vamos retirando la pulpa y la disponemos en ese mortero que tenemos casi listo para la acción.
    6. Para evitar que el aguacate se oxide pondremos zumo de limón. Rectificaremos de sal y le podemos dar el punto picante con un poco de chile o cayena. Conseguiremos de esta manera crear un buen guacamole.
    7. Lo machacamos durante unos minutos hasta conseguir la textura de salsa que necesitamos. Podemos servirlo en el mortero o colocarlo en una fuente acompañado de unos deliciosos nachos. Atrévete a probarlo, estará realmente espectacular.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias