Recetas de cuchara

Receta de sopa fría de espárragos

Receta de sopa fría de espárragos
Sopa fría de espárragos
Comentar

La sopa fría de espárragos es una de esas recetas que se cocinan muy fácilmente y merece la pena tenerla siempre en la nevera.

La sopa fría de espárragos es una de esas recetas que se cocinan muy fácilmente y merece la pena tenerla siempre en la nevera. Cuando hace calor la hidratación debe ser mucho más intensa, para poder mantenernos en plena forma nada mejor que este tipo de entrantes. Los espárragos son una fuente de fibra y de alegría destacada que nos permite disfrutar de un sabor intenso sin apenas esfuerzo. Hay espárragos en conserva de muy buena calidad que poco más necesitarán a nuestra mesa para llegar en perfectas condiciones. Atrévete con esta sopa fría tan especial.

Ingredientes:

  • ½ kg de espárragos frescos o en conserva
  • 1 vaso de nata para cocinar
  • ½ litro de leche
  • 3 cucharadas de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • Sal
  • Cómo preparar una sopa fría de espárragos

    1. A la hora de preparar una sopa fría de espárragos empezaremos esta receta buscando los ingredientes necesarios de nuestra lista. La nata y la leche junto con la mantequilla deben ser de buena calidad.
    2. Con todo listo, empezaremos por los espárragos. Los vamos a limpiar en el caso de que sean frescos, les quitamos los hilos más duros y los troceamos.Receta de sopa fría de espárragos
    3. Si son de lata simplemente los escurrimos. Vamos a quedarnos con las puntas más bonitas para decorar nuestra sopa fría. El resto lo pondremos a cocer hasta que queden perfectamente cocinados.
    4. En un cazo ponemos la mantequilla. Cuando se haya fundido vamos a ponerle la harina correspondiente, con 3 cucharadas soperas nos quedará una sopa tipo crema. Si nos gusta más finita con 2 será suficiente.
    5. Esperamos a que la harina se tueste un poco o de lo contrario nos dejará ese sabor a crudo un tanto molesto. Con esto listo le empezaremos a poner la leche poco a poco. Haremos como una salsa bechamel con un poco más de intensidad.
    6. Cuando tenemos toda la leche en el cazo vamos a poner la nata. Con el mismo cuidado de la leche sin dejar de remover. En el momento en que tenemos la nata integrada le añadiremos los espárragos.Receta de sopa fría de espárragos
    7. Ponemos todo en el vaso de la batidora y trituramos. Para que nos quede una sopa perfecta, rectificamos de sal y pimienta y mezclamos. Pasaremos por el pasapurés para que quede bien finita.
    8. A la hora de servir marcamos las puntas y las añadimos por encima con un poco de aceite de oliva y sal. Tendremos listo un plato fresco, vegetariano y saludable. Solo nos quedará probarla y disfrutarla. El resultado merece la pena.

    Lo último en Recetas