Recetas de verano

5 recetas de sopas frías para el verano 2018

sopas frias
Las mejores sopas frías para este verano: una opción saludable y refrescante
Comentar

Las sopas frías para el verano son una opción muy apetecible en estos días en los cuales el calor es el verdadero protagonista. Poder llevar a nuestra mesa directamente de la nevera un entrante refrescante que nos permita disfrutarlo y sofocar estas temperaturas extremas, es casi una necesidad. Si además, las podemos dejar hechas con antelación o llevar a cualquier parte, son un imprescindible que no podemos dejar escapar. Te damos las recetas de las 5 sopas frías de este verano, toma nota de alguna de ellas y atrévete a cocinarlas, te encantarán.

Tarator o sopa fría de yogur

El tarator es un plato de origen búlgaro que actualmente está muy de moda. No es de extrañar que en muchos países sea una receta que se cocine a diario, esta delicia ha llegado para hacernos disfrutar de lo mejor de sus ingredientes. La combinación del pepino con el yogur es simplemente magistral.

Ingredientes:

  • 250 gr de yogur natural
  • 300 ml de agua
  • 1 pepino pequeño
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de eneldo picado
  • 1 puñado de nueces
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Elaboración:

    1. Pelamos y picamos el pepino en trozos muy pequeños. Si quieres que quede una sopa más fina, retira las semillas interiores.
    2. Seguimos con el ajo, lo pelamos y le retiramos el corazón interior, lo picamos muy fino.
    3. Colocamos el pepino y el ajo en el vaso de la batidora. Le añadimos el yogur, lo ideal para esta receta es un tipo griego más cremoso e intenso, puede ser desnatado para que sea más ligero.
    4. Agregamos un poco de agua y empezamos a batirlo. Si queremos que nos quede menos denso podemos agregar un poco más de agua. Rectificamos de sal y pimienta, al gusto.
    5. Pelamos y picamos las nueces. El eneldo fresco también lo picamos para que quede más fino.
    6. Servimos con las nueces picadas y el eneldo. Tendremos lista, la sopa fría de moda este 2018.

    Oliaigua

    El oliaigua es una sopa fría menorquina que surgió como receta diaria de los trabajadores del campo en verano. Utilizaban las verduras típicas de la época y las acompañaban de una serie de ingredientes básicos. Esta sopa se puede tomar en frío o tibia. Si queremos disfrutar de un plato que se combinaba en sus tiempos de unos higos frescos de postre, de un sabor y calidad impresionante, toma nota de esta receta.

    Ingredientes:

    • 120 gr de pimiento verde
    • 120 gr de cebolla
    • 2 dientes de ajo
    • 3 ramitas de perejil
    • 100 gr de aceite de oliva
    • 400 gr de tomates pera
    • 680 ml de agua
    • Sal
    • Pimienta
    • Rebanadas de pan

    Elaboración:

    1. Cortamos todas las verduras en trocitos pequeños, no hace falta que sean del mismo tamaño, le dará ese punto rustico al plato tan necesario.
    2. En una olla añadimos un poco de aceite y dejaremos que se pochen todas las verduras, las rehogamos durante unos 35 minutos.
    3. Añadimos entonces el agua, la sal y la pimienta, removiendo de vez en cuando hasta que esté bien integrado todo.
    4. Servimos esta sopa con unas rebanadas de pan.

    Sopa fría de pepino y sandía

    La sopa fría de pepino y sandía es una excelente combinación de sabores frescos. Perfecta para esos días en los que se rozan las máximas del verano y queremos refrescar el cuerpo. Con un par de cucharadas de esta sopa, el calor no será tan agobiante. Solo con unos ingredientes básicos, la sandía y el pepino, muy saludables, se puede crear algo maravilloso.

    Ingredientes:

    • 2 pepinos
    • 1 kilo de sandía
    • 1 vaso de caldo de verduras
    • 6 rebanadas de pan duro
    • 6 aceitunas negras
    • 6 aceitunas verdes
    • 2 ramas de apio
    • Agua
    • Aceite de oliva
    • Vinagre
    • Sal

    Elaboración:

    1. Empezamos esta sopa fría de pepino y sandía, preparando la sandía. La pelaremos y retiraremos con cuidado las pepitas, la ponemos directamente en la batidora para triturarlo.
    2. Agregamos el pepino, troceado y sin semillas. Acto seguido, incorporamos el apio y lo trituramos de nuevo.
    3. Añadimos la sal, el aceite y el vinagre, para mezclarse con el resto de los ingredientes.
    4. Servimos con las aceitunas troceadas para darle un punto de color y sabor a esta sopa fría.

    Gazpacho de cereza

    Reinventamos la sopa fría por excelencia, el gazpacho y le damos un toque a cerezas. La sorpresa de notar este dulce es muy agradable en paladar. Para salirnos un poco de la norma, nada mejor que esta receta. Si quieres hacer algo un poco distinto y te atreves con la combinación de sabores que genera, toma nota de este gazpacho de cereza, te apasionará.

    Ingredientes:

    • 3 dientes de ajo
    • 1 pepino
    • ½ pimiento verde
    • ½ pimiento rojo
    • 1 cebolleta
    • ½ kilo de cerezas
    • 5 tomates rojos

    Elaboración:

    1. Los gazpachos son una sopa fría que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Ponemos todos los ingredientes pelados y troceados en el vaso de la batidora.
    2. Añadimos las cerezas sin hueso. Para que quede más suave podemos ponerle menos ajos al principio va un poco a gustos.
    3. Incorporamos el aceite, vinagre y sal al gusto. Removemos todo hasta conseguir que todo quede bien integrado.
    4. Servimos con unos trozos de jamón serrano o de huevo duro, le dará un contraste espectacular.

    Sopa fría de piñones y nueces

    Las sopas frías de verano también pueden tener un punto original y estar realizadas con piñones y nueces. Esta sopa es un tanto distinta a las demás, combina los frutos secos con las verduras, ofreciendo un plato completo y fresco. Empezar un menú con una sopa de estas características en todo un acierto, si quieres triunfar, toma nota de cómo prepararla.

    Ingredientes:

    • 50 gr de nueces peladas
    • 50 gr de piñones
    • 1 pimiento verde
    • 1 diente de ajo
    • 1 limón
    • 300 ml de nata para cocinar
    • 300 ml de caldo de verduras
    • Aceite de oliva
    • Sal

    Elaboración:

    1. En una sartén freímos los piñones a fuego suave para darles un sabor más intenso.
    2. Pasamos los piñones al vaso de la batidora con las nueces peladas y troceadas.
    3. Añadimos el diente de ajo, el pimiento verde y el caldo de verduras. Lo trituraremos todo bien.
    4. Incorporamos la nata y rectificamos de sal y pimienta. Le damos también un toque con el aceite de oliva para mezclarlo una vez más.
    5. Serviremos con un poco de pan, tendremos lista una sopa fresca con unos ingredientes contundentes.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias