Setas al ajillo

setas al ajillo
Receta de Setas al ajillo deliciosa y fácil de preparar
Comentar

La receta de setas al ajillo es una de las más fáciles y deliciosas que existen. Las podemos comer como plato o siendo un delicioso acompañamiento, por ejemplo, de un bacalao rebozado. Conseguiremos un menú excepcional repleto de sabor y de salud. Aprende a cocinar este fruto de la tierra de una forma ideal para cuidar tu propio bienestar con pocas calorías y muy nutritivo. Toma nota de esta receta de setas al ajillo y tenla siempre a mano.

Propiedades de las setas

Las setas o champiñones son un ingrediente estrella para cuidar nuestro corazón. Su alto contenido en fibra es ideal para eliminar el colesterol y ayudar al cuerpo a minimizar el riesgo que provocan las arterias obstruidas.

El selenio que poseen las setas está especialmente indicado para desintoxicar el cuerpo y proteger el hígado. Esta limpieza que provocan en nuestro cuerpo es una de las armas principales de prevención de ciertos tipos de cáncer.

El hierro es uno de los elementos principales de las setas. Por lo tanto, son especialmente beneficiosas para aquellas personas con anemia o riesgo de ella. Además, ayudan a absorberlo gracias al cobre que contienen.

Receta de setas al ajillo

Ingredientes:

  • 1 Kg de setas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Perejil
  • 1 cebolla picada
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal
  • Cómo preparar unas setas al ajillo:

    1. El primer paso de esta receta de setas al ajillo es limpiar bien las setas. Debemos tener en cuenta que se trata de un alimento que se recoge directamente del suelo. Es importante eliminar toda la tierra que pueda haber acumulado. Es mejor utilizar un pequeño cepillo en lugar de ponerlas directamente bajo el agua.setas al ajillo
    2. Picamos los dientes de ajo y la cebolla. Haremos el sofrito principal, primero incorporando el ajo picado al aceite de oliva que tendremos en la sartén. Es un paso rápido porque los ajos se pueden hacer muy rápido, en solo unos segundos estarán. A continuación, añadiremos la cebolla bien picada.
    3. Una vez tengamos el sofrito hecho, es el momento de las setas, las protagonistas del plato. Al tener agua, ayudarán a hidratar el sofrito y aromatizar aún más esta receta. Pondremos con ellas el vino blanco para que vaya evaporándose.  Cuando se haya acabado todo el jugo, estarán listas las setas al ajillo.
    4. Por último, para decorar pondremos el perejil picado. Le dará un toque de color y de frescura al plato. Esta receta puede ser un buen complemento de la pechuga de pollo rellena. Tendrás una cena especial y muy nutritiva.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias