Recetas de salsas

Salsa marinera

Recetas de salsas para mejillones
Comentar

La salsa marinera es un complemento perfecto para mariscos, pescados o pastas. Se trata de una salsa preparada a consciencia que puede significar el antes y el después en cualquier plato corriente. Una buena salsa en la que mojar un pan rústico puede acabar con la monotonía, darle un punto de sabor a cualquier ingrediente y, además, hacer mucho más saludable un plato que se caracteriza por tener muchas verduras en su elaboración. Si eres de los que necesita un buen fondo de sabor en cualquier plato, toma nota de la mejor salsa marinera que hayas probado nunca, por sí sola ya es una receta ganadora.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 guindilla
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de maicena
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Cómo preparar una salsa marinera

    1. Empezamos esta salsa marinera preparando las verduras. Se trata de una salsa que tendrá entre sus filas unos clásicos ingredientes, pelaremos y picaremos los ajos, la cebolla y el pimiento. En el caso del pimiento puede ser rojo o verde en función del sabor final que queramos darle o de la disponibilidad que tengamos.
    2. Añadimos dos cucharadas de aceite de oliva y empezamos a sofreír las verduras. Empezaremos por la cebolla, cuando empiece a estar tierna pondremos los ajos y finalmente el pimiento. Lo ideal es preparar este fondo a fuego lento dejando que los aromas y el sabor de estos ingredientes se fusione a la perfección.
    3. Le pondremos el vino blanco a este fondo. Con este ingrediente conseguiremos un sabor afrutado que combina perfectamente con todo tipo de pescados, un vino blanco delicado y fino que caerá perfectamente en esa mezcla de sabores única.
    4. Cuando el alcohol se haya evaporado, le añadimos las dos cucharadas de tomate concentrado. Dejaremos que se mezclen y nos den ese color y sabor tan característico.
    5. Disolveremos la cucharada de maicena en medio vasito de agua para que pueda acabar de ligar la salsa. Podemos utilizar harina convencional si no disponemos de este ingrediente.
    6. Se lo añadimos a la salsa sin dejar de remover, este último paso necesitará unos 5 minutos hasta conseguir la textura deseada para una salsa marinera. La harina debe cocinarse para evitar aportar ese sabor arenoso un tanto molesto.
    7. Si queda la salsa muy líquida podemos ponerle más maicena y si está demasiado espesa añadiremos un poco más de agua. Rectificamos de sal y pimienta, tendremos lista una salsa marinera exquisita.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias