Recetas de postres

Crema a la canela

Crema a la canela
Receta de afrodisíacos para una cena de San Valentín muy sensual
Comentar

La crema a la canela es un postre tradicional con alma. Se trata de una de las muchas maneras de preparar un dulce que recibe aplausos cada vez que llega a la mesa. Servido en los clásicos vasitos de barro o en estilosos cuencos, su sabor es una auténtica maravilla que conquistará los paladares más exigentes. Con una base de leche, huevo y azúcar se puede generar uno de los mejores postres que existe, tenerlo en la nevera y servirlo bien fresquito puede ser todo un acierto para estas fechas. Si quieres disfrutar de unos sabores de toda la vida, toma nota de esta crema a la canela, es fácil de preparar y estará increíble.

Ingredientes:

  • 300 ml de leche
  • 200 gr de crema de leche
  • 1 naranja
  • 1 vaina de vinilla
  • 1 rama de canela
  • 5 yemas de huevo
  • 50 gr de azúcar
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • Cómo preparar crema a la canela

    1. Empezamos estos vasitos llenos de dulzor y delicadeza, precalentando el horno a 200º, de esta manera lo tendremos listo para conseguir que el huevo cuaje como si se tratará de un flan convencional.
    2. Pondremos una fuente en el horno con dos dedos de agua para conseguir preparar la cocción al baño María.
    3. Une vez tenemos las herramientas preparadas y los moldes listos, seguiremos creando la crema. En un cazo colocamos la leche, la aromatizaremos con la piel de una naranja o en su defecto de un limón, la vainilla y la canela. Con estos ingredientes le daremos a la leche unos aromas de lo más interesantes.
    4. Cuando la leche ha hervido unos minutos la retiramos del fuego, sacamos la piel de naranja, la vainilla y la canela, reservaremos y dejaremos que se enfríe un poco.
    5. Mientras en un bol batiremos las yemas y el azúcar. Con la ayuda de unas varillas eléctricas dejaremos que se prepare hasta doblar su tamaño.
    6. Vamos mezclando las yemas y el azúcar con la leche. La incorporamos poco a poco hasta que esté bien integrada. Si quedarán grumos podríamos utilizar la batidora hasta conseguir una crema más fina.
    7. Disponemos la crema en los moldes. Los ponemos en el horno al baño María, debe quedar solidificada gracias al cuajo de los huevos.
    8. Cuando tenemos la crema preparada, le añadiremos dos cucharadas de azúcar moreno encima y lo volveremos a poner en el horno a gratinar, de esta manera tendremos una fina capa de azúcar caramelizado.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias