Recetas de postres

Receta de crème Brûlée

Crème Brûlée
Receta de crème Brûlée
Comentar

Pese a su gran parecido con la Crema Catalana, se trata de elaboraciones diferentes. Te enseñamos a hacer la receta de crème Brûlée.

La crème brûlée es un postre muy especial. Este tipo de crema tiene unos ingredientes muy sencillos que nos permiten disfrutar de un final de fiesta dulce y delicado. La base principal de esta crema será la nata que le dará la textura necesaria para triunfar, la vamos a aromatizar con un poco de vainilla y endulzaremos con el azúcar. La yema de huevo será la que le aporte el color amarillo tan característico. Pero lo que de verdad convierte a esta crema en casi única es el exterior crujiente del azúcar caramelizado. Posee visualmente muchos paralelismos con la crema catalana, aunque está tiene una textura y sabor distinto debido, principalmente, a que se cocina con leche y posee una mayor cantidad de huevo entre sus ingredientes. Toma nota de estos pasos para crear una deliciosa crème brûlée casera.

Ingredientes:

  • 65 ml de nata
  • 1 yema de huevo
  • 10 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 vaina de vainilla
  • 10 g de azúcar para caramelizar
  • Cómo preparar una crème brûlée

    1. Esta crème brûlée se diferencia del resto de cremas porque se termina de cocinar al horno, de esta manera se consigue el caramelizado y un fondo mucho más intenso. El cuajado es distinto, más duro, aunque igualmente delicado. Encenderemos el horno a 150º para que esté listo.
    2. Seguimos aromatizando la nata, la vamos a poner en un cazo con la vaina de vainilla. Realizamos un corte en toda la vaina con el cuchillo y sacamos las semillas y la parte interna que será la que le dé sabor a esta crema.
    3. Cuando empiece a hervir podemos apagar el fuego. Taparemos el cazo para que la vainilla pueda infusionar mejor, nos interesa que tenga todo el sabor de este ingrediente.
    4. Empezamos a batir la yema con el azúcar. Estos dos ingredientes deben fusionarse hasta conseguir una crema pálida que haya doblado su tamaño.
    5. Retiramos la vainilla de la nata y le añadimos la yema con el azúcar. Removemos hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados.
    6. Preparamos los moldes. Ponemos la mezcla en los moldes y preparamos un baño maría para el horno. Los disponemos en una fuente que tendremos lista con un poco de agua, debe quedarse más o menos por la mitad.
    7. Horneamos durante unos 40 minutos hasta que la crema esté cuajada. En ese momento vamos a retirarla del horno. Cuando llegue el momento de servir caramelizamos el azúcar por encima hasta crear esa capa superior crujiente que le dará la gracia al plato.

    Lo último en Recetas