Recetas fáciles

Pasos para elaborar un caldo bajo en grasas

Caldo bajo en grasas
Cómo elaborar un caldo bajo en grasas
Comentar

Te resultará muy sencillo seguir estos pasos para elaborar un caldo bajo en grasas. Obtendrás un caldo saludable y muy nutritivo para tus comidas. Anímate.

Los pasos para elaborar un caldo bajo en grasas son muy sencillos. Esta preparación es muy útil como base de otras recetas, como arroces, guisos, estofados y sopas con verduras. Incluso se puede consumir solo durante el proceso de recuperación de gripes y resfriados, pues este caldo está cargado de nutrientes y sabor. Se utilizan esqueletos y huesos de pollo como base del caldo que se tuestan en el horno antes de hervirlos. Esto afianza el sabor del caldo y lo hace más rico en nutrientes.

El pollo utilizado en el caldo es una carne blanca muy ligera y baja en grasas. Contiene proteínas de alto valor biológico necesarias para el desarrollo y mantenimiento de la salud del sistema muscular. Por otro lado, el fósforo es uno de los minerales que resalta en sus propiedades, el cual ayuda a mantener en buen estado los huesos y dientes.

Ingredientes:

  • 6 alitas de pollo
  • 5 esqueletos de pollo
  • 3,5 litros de agua
  • 1 tallo de puerro
  • 1 tallo de cebollino o perejil
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • Cómo realizar los pasos para elaborar un caldo bajo en grasas:

    1. Poner los esqueletos y alitas de pollo en una bandeja apta para horno. Hornear durante 30 minutos a 250 grados hasta tostarse. Retirar.
    2. Mientras tanto, pelar la cebolla, el ajo, la patata y la zanahoria. Cortar en trozos.
    3. Lavar el cebollino o perejil y el puerro y cortarlos en trozos.
    4. En una cacerola, verter los tres litros y medio de agua. Incorporar las alitas y los esqueletos de pollo tostados y calentar a fuego alto durante 1,5 horas. Al hervir, bajar el fuego a medio.
    5. Cuando hayan transcurrido 45 minutos de cocción del caldo, agregar todas las verduras al caldo y cocinar durante 45 minutos más.
    6. Transcurrido el tiempo, colar el caldo y llevarlo nuevamente a fuego alto durante 15 minutos hasta que reduzca un poco.
    7. Retirar el caldo y dejar enfriar. Refrigerar en la nevera durante 2 horas.
    8. Transcurrido el tiempo, retirar con una cuchara la capa superficial de grasa que se forma en la superficie del caldo.
    9. Se puede conservar el caldo en recipientes aptos para congelar y tenerlo a la mano para cuando se necesite.Caldo light

    Aquí estás detallados los pasos para elaborar un caldo bajo en grasas, que te servirá para otras recetas. En una preparación muy versátil y útil que ahorra mucho tiempo en la cocina. Sigue estos pasos, haz tu caldo bajo en calorías y consérvalo en el congelador durante mucho tiempo.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias