Beneficios de la carne de pollo para niños

Fingers de pollo al horno
Receta de Fingers de pollo al horno

La alimentación de los hijos es una de las cosas que más preocupa a los padres, ya que esa juega un papel fundamental a la hora de conseguir que puedan crecer sanos y fuertes. Por eso, es imprescindible que, una vez que los pequeños han dejado atrás la lactancia materna y siguiendo los consejos del pediatra, apuesten por establecerles una dieta sana, completa y equilibrada.

En ese caso, sin lugar a dudas, uno de los productos que no deben faltar en su mesa es la carne de pollo, que es una carne blanca que se puede elaborar con una larga lista de recetas, que aporta pocas calorías y que trae consigo una larga lista de beneficios. ¿Quieres conocer algunas de esas ventajas que trae consigo para los niños? Te las presentamos a continuación:

Pocas grasas

Sin lugar a dudas, el primer gran beneficio que trae consigo la carne de pollo para los niños, y para cualquiera persona que la ingiera, es que aporta muy pocas grasas. Esto supone, por un lado, que otorgue al organismo un mínimo de calorías y, por otro, que consiga reducir los riesgos de que esos puedan sufrir enfermedades cardiovasculares o problemas de colesterol.

Se digiere de manera sencilla

Otra de las grandes ventajas de este alimento que nos ocupa y que lleva a que esté recomendado especialmente para los más pequeños de la casa es que se digiere de forma fácil, al contrario que sucede con otro tipo de carnes, como las rojas, que son más “complicadas” de tomar y de asimilar por el organismo. De ahí precisamente que sea la de pollo la primera que se establece que los niños deben tomar una vez que entran en la fase de la alimentación complementaria.

carne-1

Aporte de vitaminas, hierro y minerales

Ni que decir tiene que otro de los motivos más importantes para que la carne de pollo esté presente en la alimentación de los menores es que les aporta a sus organismos unas importantes cantidades de elementos tales como los siguientes, que les ayudan a crecer sanos y fuertes:

  • Vitaminas. Numerosas son las vitaminas que le da al organismo este alimento, especialmente varias de las que se enmarcan dentro del llamado grupo B, como sería el caso de la conocida vitamina B12. Gracias a eso, entre otras muchas cosas, lo que logra es que el metabolismo pueda funcionar de la manera adecuada, que se refuerce el sistema nervioso, reduce los riesgos de sufrir enfermedades tales como el cáncer…
  • Hierro. De la misma manera, hay que hacer especial hincapié en la cantidad de este otro elemento que la carne que nos ocupa aporta al cuerpo. Esto da como resultado beneficioso que se logre que los menores tengan menos posibilidades de sufrir anemia, que se contribuye a mejorar el transporte de oxígeno, que se fortalezcan los huesos y los músculos
  • Potasio y zinc. Por supuesto, también se debe resaltar los aportes que de estos elementos realiza el citado alimento, lo que se traduce en una producción adecuada de glóbulos rojos, en un estupendo estado de forma de lo que es el conjunto muscular o en el fortalecimiento del sistema inmunitario, entre otras cosas.

Aporta importantes niveles de proteínas

Asimismo, no hay que olvidarse que si se recomienda que los niños coman carne de pollo es también porque la misma les otorga unos estupendos niveles de proteínas, que son esenciales para que puedan crecer y desarrollarse de la manera más saludable y normal posible.

carne-2

Sabor

En la lista de ventajas que trae consigo incluir la carne de pollo en la alimentación de los más pequeños de la casa no podía faltar esta otra. En concreto, a lo que nos referimos con el título de este apartado es a que la misma cuenta con un sabor agradable y nada fuerte, que facilita el que los niños no puedan rechazarla. Todo eso sin pasar por alto que trae consigo también la ventaja de que goza de una gran versatilidad, de ahí que se pueda preparar un sinfín de recetas y a través de numerosos procesos de cocción y elaboración, para satisfacer los gustos y preferencias de cada comensal.

Otros beneficios

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto que también los padres deben apostar por introducir esta carne en la dieta de sus hijos por estas otras razones:

  • Mejora y favorece el funcionamiento del sistema cardíaco.
  • Contribuye a cicatrizar las heridas.
  • Ayuda a prevenir las enfermedades que pueden afectar a los tejidos.
  • Se encarga de regular lo que es la saciedad.
  • Aumenta de manera considerable el estado y fortaleza de las defensas del organismo.
  • Es una carne tierna que facilita notablemente que los pequeños la puedan masticar, especialmente en sus primeros años de vida cuando aún no tienen completamente formado lo que es su conjunto dental.

Lo último en Bebés