Recetas fáciles

Cómo se hace el café expreso perfecto

Receta de mousse de café con ron
Comentar

Hacer el café expreso perfecto es uno de los grandes placeres de los que podemos disfrutar en nuestra propia casa de forma fácil y rápida. Para los amantes de esta bebida excitante existen pocas cosas tan importantes como la técnica para crear un café perfecto. Los trucos para poder tener una taza de café que marcará un antes y un después permiten disfrutar al máximo del proceso de creación y de degustación, toma nota de cada uno de ellos.

Características del café expreso

 

El café expreso tiene una serie de características que lo convierten en el rey de este tipo de bebidas. Conocerlas nos permitirá crear la bebida perfecta.

  • Un tostado oscuro es una de las cualidades que necesita un buen expreso. Cuanto más oscuro es el grano tostado de café más fuerte y potente es el café. Si hay algo que caracteriza esta bebida es la gran intensidad que posee.
  • El buen café se debe moler al momento. Con el grano tostado perfecto el siguiente paso será molerlo hasta conseguir el polvo perfecto. Un café fino permite seguir la presión de la cafetera y empujarlo hasta el filtro sin atascarlo, se crea entonces, la bebida perfecta.
  • La presión es uno de los ingredientes importantes. Para conseguir un expreso perfecto, la cafetera deberá tener una presión considerable. Si tenemos el café bien molido, el resultado será ejemplar con independencia del tipo de cafetera.
  • Cómo se hace un café perfecto

    1. Usaremos para crear el perfecto café expreso un agua de calidad. Dependiendo del lugar en el que vivamos con un agua del grifo con demasiada cal es preferible usar agua embotellada.
    2. La medida del café es importante. Los especialistas dicen que 7 gramos de café por taza es la cantidad justa que deberíamos consumir. La cuchara dosificadora de algunas cafeteras nos ayudará a determinar la cantidad adecuada.
    3. Coloca el café en el filtro. Como hemos visto el café molido al momento es una de las mejores opciones. Cuanto más fino esté más fácil de conseguir un resultado perfecto. Pondremos la cantidad recomendable y la prensaremos.  Es importante que el filtro esté siempre en las mejores condiciones posibles, bien limpio.
    4. El agua caliente a 90º y una presión de unos 9 bares durante 25 segundos serán suficientes para crear la bebida perfecta. Se creará esa deliciosa crema superior que solo el mejor café nos ofrece. Poner o no azúcar es función de cada persona, los cafeteros de verdad optan por degustarlo sin nada más.

    Lo último en Recetas