Recetas de postres

Receta de croquetas dulces de calabaza

Receta de croquetas dulces de calabaza
Croquetas dulces de calabaza
Comentar

Estas croquetas dulces de calabaza son una de esas recetas que siempre quedan bien y nos permiten disfrutar de un bocado maravilloso.

Estas croquetas dulces de calabaza son una de esas recetas que siempre quedan bien y nos permiten disfrutar de un bocado maravilloso. La calabaza es una buena materia prima que se convertirá en el dulzor clave de unas croquetas dulces que pueden hacer historia. Con un poco de crema o de azúcar conseguiremos culminar una receta con múltiples presentaciones. Estas croquetas pueden quedar de lujo con un poco de chocolate o de la mano de una merienda un poco más especial con el café o el té. Si quieres experimentar en la cocina creando unas increíbles croquetas dulces de calabaza, toma nota de estos pasos.

Ingredientes:

  • 20 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasos de leche
  • 150 gr de queso de untar
  • 200 gr de calabaza
  • Harina para empanar
  • Pan rallado
  • Huevo batido
  • Aceite para freír
  • Azúcar glass
  • Cómo preparar unas croquetas dulces de calabaza

    1. Esta maravilla se empieza a preparar con el ingrediente estrella. La calabaza la vamos a cocinar. Pelamos la calabaza y la cortamos en trocitos del mismo tamaño para que se cocine a la vez.Receta de croquetas dulces de calabaza
    2. Podemos preparar la calabaza al horno o en un cazo con agua. Cuando esté tierna, la escurrimos y la ponemos en el vaso de la batidora para crear un puré maravilloso.
    3. Haremos una bechamel sin sal, podemos ponerle algo de azúcar para potenciar el dulzor. Será una masa espesa con la leche o la bebida vegetal que más nos guste.
    4. Añadimos la mantequilla a un cazo, dejamos que se funda y cuando esté líquida incorporamos la harina para que se tueste.
    5. No dejamos de remover, llegados a este punto, le añadimos la leche poco a poco hasta que empiece a ligar el conjunto y adquiera la textura adecuada.
    6. Tendremos lista la bechamel de unas croquetas dulces de calabaza. Llega el turno de escoger el tipo de queso.
    7. El queso cremoso o de untar puede ser una buena opción, de igual forma que el mascarpone con el punto cremoso que buscamos.
    8. Como opción última, el queso de untar nos puede sacar de más de un apuro. Lo importante será mantener las cantidades.
    9. Ponemos el queso en la bechamel y removemos. Tendrá un punto más de consistencia, pero también la cremosidad de un buen queso, le dará más consistencia.
    10. Le incorporamos el puré de calabaza hasta que se integre perfectamente en una masa repleta de color que impresionará.
    11. Dejamos que repose la masa antes de darle forma a las croquetas. Si disponemos de poco tiempo, podemos hacer este paso y dejarlo ya listo para la hora de la cena o comida.
    12. Damos forma a las croquetas, mientras, colocamos un buen chorrito de aceite en la sartén para freír. Existe también la opción de hacerlas al horno, en ese caso encendemos el horno y preparamos una fuente.
    13. Preparamos el rebozado, pasamos las croquetas por la harina, el huevo batido y el pan rallado. Podemos repetir la operación para que queden más crujientes.Receta de croquetas dulces de calabaza
    14. Con todo listo, ponemos las croquetas en la sartén cuando el aceite esté muy caliente. En el horno, las ponemos con un poco de aceite por encima, simplemente pintamos las croquetas.
    15. Cuando estén doradas las ponemos sobre papel absorbente si las hemos frito o las retiramos del horno. Servimos rebozadas en azúcar o con un poco de yogur, chocolate o crema.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias