Recetas saludables

Pencas de acelgas en salsa

Pencas de acelgas en salsa
Receta de pencas de acelgas en salsa
Comentar

Las pencas de acelgas en salsa es una receta de saludable y muy fácil de preparar. Las acelgas son una verdura muy especial, aunque un poco incomprendida. Las hojas suelen ser más consumidas que las pencas. El tronco se caracteriza por ser más duro y tardar más tiempo en cocinarse, con primeros como este, encontraremos la forma perfecta de traerlos a la mesa para poder disfrutarlos de una manera totalmente sorprendente. Las acelgas cobrarán una nueva vida gracias a una salsa a base de almendras. Atrévete a comprobar como un plato de verdura puede ser sabroso y elegante, toma nota de esta receta de pencas de acelgas en salsa.

Ingredientes:

  • Pencas de acelgas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pasta de pimiento choricero
  • 12 almendras peladas
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Cómo preparar pencas de acelga en salsa:

    1. Las pencas de acelgas quedarán deliciosas y suaves si sabemos como cocinarlas. Esta verdura deberá estar bien limpia, quitaremos aquellos hilos que puedan ser más duros para conseguir que se cocinen mucho mejor.
    2. Ponemos a hervir las pencas con un poco de agua y sal. Dejaremos que se vayan ablandando hasta estar en su punto, como se terminarán a hacer más tarde con un poco de salsa no hace falta que queden perfectas.
    3. Seguimos poniendo en una sartén un poco de aceite, freiremos el ajo pelado y picado. Cuando esté dorado añadiremos las almendras. Las ponemos enteras para que se tuesten un poco.
    4. Cuando esté este fondo preparado lo ponemos en un mortero o en vaso de la batidora para picar todos los ingredientes hasta conseguir una salsa suave.
    5. Para darle un poco de textura a esta salsa de almendras, le ponemos una rebanada de pan frito. Es una técnica que antiguamente utilizaban para espesar cualquier salsa o caldo, le da el sabor del pan y potencia muchísimo más todos los sabores.
    6. Para ir creando una salsa suave, añadiremos el caldo de la cocción de las pencas hasta que tenga la textura que nos interese. Es mejor que quede caldosa, pero no demasiado espesa o tendremos serios problemas para conseguir que impregne bien las pencas.
    7. Ponemos la salsa en una sartén y le añadimos las pencas. Dejaremos que se cocinen de nuevo durante unos 5 minutos. Le añadiremos en este proceso el vaso de vino, para conseguir una gama de sabores más afrutados.
    8. Cuando se haya evaporado el alcohol y haya espesado un poco la salsa, rectificamos de sal y pimienta. Serviremos con unas almendras picadas por encima.

    Lo último en Recetas