Alimentación

Comer menos puede ralentizar el proceso del envejecimiento

comer menos
comer menos ralentiza el envejecimiento
Comentar

Distintos estudios realizados con ratones, han concluído en que comer menos puede ralentizar el proceso de envejecimiento. ¿Por qué razones?

A todo el mundo le preocupa envejecer. Se invierte tiempo y dinero en cremas, tratamientos, dietas o lo que sea necesario para retrasar este proceso. Según parece, la clave está en la alimentación.  Estudios recientes han descubierto que comer menos puede ralentizar el proceso de envejecimiento celular. Aunque todavía no se han hecho pruebas en seres humanos, se cree que reduciendo la ingesta diaria de calorías es posible vivir más y mejor. Esto no significa que ahora debamos comer menos o dejar de comer. Se recomienda reducir la ingesta según la dieta y los requerimientos de energía diarios, cambiando los alimentos hipercalóricos por otros más saludables.

¿Comer menos reduce el envejecimiento?

La investigación se ha venido realizando en ratones. A un número de ellos, durante un periodo de tiempo, se le permitió comer todo lo que deseaban; a otro grupo se le redujo la ingesta en un 30%. Como resultado, se vieron cambios bioquímicos importantes en los ratones que comían menos. Esto significa una vida más larga y de mejor calidad.comer menos

Esos cambios bioquímicos se detectaron en el ribosoma, parte esencial del ADN, encargado de fabricar las proteínas que las células necesitan para sus funciones. Al restringirse el alimento ingerido, el ribosoma frena la producción de proteínas, haciendo que las células aprovechen mejor las que ya tienen. De esa forma, las células entran en un estado de auto reparación, consiguiendo que se mantengan jóvenes y vitales durante más tiempo. En cambio, al comer más, el ribosoma se concentra en fabricar nuevas proteínas dejando de lado la calidad y el mantenimiento de sí mismo. Por eso, las células envejecen más rápido.

Cómo comenzar a comer menos para no envejecer

Una dieta ideal debe tener un porcentaje mayor de hidratos de carbono, otra menor de proteínas y completar el resto con vitaminas y minerales. O sea, es esencial consumir carne, pescado, verduras, frutas, legumbres y cereales en su justa medida. Los nutricionistas recomiendan elegir alimentos con gran contenido de fibra y antioxidantes, como la vitamina C.

De esta manera el organismo funciona con equilibrio, realiza sus procesos con lentitud y se renueva utilizando las reservas que ya tiene. Como resultado, la calidad de vida mejora considerablemente. Por supuesto, antes de hacer cambios en la dieta y comenzar a comer menos es aconsejable recurrir a un especialista en nutrición que pueda ayudarnos a determinar qué nutrientes necesita cada uno. Claro que la dieta debe ir seguida de cambios en el estilo de vida. Ejercicio físico, alimentación sana y moderada, parecen ser la clave para vivir jóvenes por más tiempo.

Lo último en Recetas