Recetas fáciles

Receta de Cebollas caramelizadas

Receta de bocadillo gourmet de carne con cebolla caramelizada y queso
Comentar

Las cebollas caramelizadas son un complemento perfecto para todo tipo de recetas. Hamburguesas, carnes, pescados o tartas saladas se cubrirán de gloria con este ingrediente tan especial.

Las cebollas caramelizadas son una de esas recetas imprescindible. La cebolla es uno de los ingredientes básicos de cualquier cocina. Con ella podemos preparar todo tipo de platos, tapas deliciosas, guisos repletos de sabor o complementos que combinarán a las mil maravillas con pescados y carnes. Un salmón a la plancha con esta cebolla o un solomillo pueden parecer sacados de un restaurante con esta maravillosa receta. El tipo de cebolla que escogeremos determinará el éxito de este plato, usaremos una cebolla amarilla, ideal para freír y con un dulzor más pronunciado que el resto de las cebollas. La vamos a complementar con otros ingredientes que conseguirán potenciar el dulce necesario, el vinagre de Módena jugará un papel importante en esta receta.

Ingredientes:

  • 2-4 cebollas amarillas o blancas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadas de vinagre balsámico de Módena
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • Cómo preparar unas cebollas caramelizadas

    1. Estas cebollas caramelizadas son una delicia saludable. Al contrario que muchas otras recetas que añaden azúcar, vamos a utilizar el propio dulzor de este ingrediente. La elección del mejor tipo de cebolla será el que marque la diferencia en esta preparación tan destacada.
    2. Pelamos las cebollas y las cortaremos en trocitos del mismo tamaño. Podemos usar cebollas amarillas que son las más recomendables, aunque si no tenemos la segunda opción son unas cebollas blancas. Ambas pueden quedar de maravilla, pero con la segunda tendremos que ser un poco más pacientes, le costará un poco más llegar a ese punto de caramelización deseado.
    3. Ponemos en una sartén un buen chorrito de aceite. Colocamos las cebollas con un poquito de sal para que se vayan cocinando poco a poco. Es importante para que se caramelicen bien no tener ninguna prisa, iremos poco a poco con esta preparación, a fuego medio.
    4. Uno de los secretos para conseguir que esta receta queda perfecta es añadir un poco de bicarbonato. Con media cucharadita será suficiente, le dará a la cebolla la posibilidad de soltar los azucares que lleva en su interior.
    5. Vamos mezclando poco a poco controlando el fuego. La cebolla irá cogiendo ese color marrón que caracteriza este plato. Además de quedarse muy blandita para que quede más tierna.
    6. Necesitaremos unos 50 minutos para tener la cebolla en perfectas condiciones, pasado este tiempo incorporamos el vinagre de Módena. Potenciará aún más su dulzor y le dará un color destacado.
    7. Tendremos listas las cebollas caramelizadas preparadas para completar cualquier receta. Atrévete a probarlas son una delicia que se cocina muy fácilmente.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias