Recetas de pescado

Receta de sardinas marinadas con tomate y ajo

Sardinas marinadas con tomate y ajo
Receta de sardinas marinadas con tomate y ajo
Comentar

la receta de sardinas marinadas con tomate y ajo es una delicia que se prepara muy fácilmente, solo necesitamos unos pocos ingredientes esenciales para hacerlas brillar con luz propia. Atrévete a probarlas, te enamorarán.

Las sardinas marinadas con tomate y ajo son una receta ideal para la primavera o el verano. Se acerca la época de los aperitivos en la terraza de las comidas fresquitas y de las buenas vibraciones. Las sardinas son uno de los pescados de temporada más apetecibles. Este pescado azul tiene una serie de ácidos grasos saludables que nos ayudarán a cuidarnos. Preparar unas sardinas marinadas es una opción de lo más necesaria, podemos dejarlas listas con antelación y disfrutarlas siempre que nos apetezcan. Con unos ingredientes básicos como un poco de ajo y tomate vamos a crear algo simple y maravilloso. Toma nota de cómo preparar unas sardinas marinadas de lujo, siguiendo estos pasos.

Ingredientes:

  • 800 gr de sardinas en filetes
  • 800 gr de sal
  • 400 gr de azúcar
  • Ralladura de 1 limón y de 1 naranja
  • Pimienta negra en granos
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de vinagre de vino
  • 2 ajos
  • 1 tomate rallado
  • Cómo preparar sardinas marinadas

    1. Las sardinas son un pescado muy delicado, a muchos no les suele gustar que tengan espinas. Vamos a limpiarlas a consciencia, les quitamos la espina central y la cabeza, nos quedamos solo con los lomos. Colocamos los lomos sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de agua.
    2. Seguimos con el limón o la naranja, la que tengamos a mano y más nos guste. Las lavaremos antes de rallarlas para que no tengan ninguna impureza. Intentaremos no llegar a la parte blanca que suele aportar un sabor amargante que no nos iría demasiado bien.
    3. Ponemos las ralladuras del limón y la naranja en un bol con el azúcar y la sal para que vaya aromatizándolos. Esta combinación de sabores es la que le dará la gracia especial a esta tapa de pescado.
    4. Colocamos en una fuente grande, una capa de esta mezcla. Encima disponemos los lomos de las sardinas. Cubrimos de nuevo con la mezcla y dejamos que se maceren durante una hora como mínimo.
    5. Podemos conservar esta mezcla con un poco de aceite de oliva que cubra las sardinas tal cual están en la nevera durante bastantes días. Cuando las queremos servir les preparamos una vinagreta.
    6. Ponemos aceite de oliva, vinagre de vino blanco, los ajos y el tomate. Mezclamos bien esta base hasta que emulsione un poco. Rectificamos de sal y pimienta.
    7. Sacamos los filetes del macerado, los lavamos bien debajo de un chorro de agua. Secamos y servimos con la vinagreta, habremos creado una tapa excepcional.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias