Recetas de salsas

Salsa de soja y miel

Salsa de soja y miel
Receta de Aliños para ensaladas
Comentar

La salsa de soja y miel es perfecta para poder enriquecer un plato cualquiera. Un pescado o una carne blanca pueden tener una nueva perspectiva si los bañamos en una salsa que sorprende por su mezcla de sabores. La grandeza de la soja con ese aire salado que la hace perfecta para platos como el sushi, suaves y delicados, se encontrará con una dulce miel que será la encargada de contrastar y equilibrar su intensidad. Esta pareja perfecta debe tener una cita en nuestra cocina, con la música y los condimentos necesarios bailaran hasta un amanecer de sabores que nos enamorará. Prueba esta salsa versátil y sencilla siempre que quieras, siguiendo estos pasos.

Ingredientes:

  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • 2 cucharas de salsa de soja
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de vinagre
  • Cómo preparar salsa de soja y miel:

    1. Esta receta con una base de soja es rica en proteínas gracias a la soja que además nos ayudará a luchar contra problemas de colesterol y estimulará la concentración. Empezamos poniendo la salsa de soja en un bol.
    2. Para este tipo de recetas mejor que se trate de un bol o vaso de cristal, podemos ver mejor la consistencia de la salsa y nos permite darle un punto de calor si lo consideramos necesario.
    3. Añadiremos el aceite de girasol, podemos utilizar de oliva, pero le proporcionará un sabor un poco más intenso, dependerá un poco de los gustos de cada persona. Para empezar, ponemos todo girasol o mitad y mitad para ver qué sabor nos gusta más.
    4. El punto de dulzor se lo dará la miel, este edulcorante natural es muy apreciado en una gran variedad de recetas. Combina especialmente bien con carnes blancas como las del cerdo, esta salsa de soja y miel será perfecta para unas chuletas o un solomillo un poco más especial.
    5. El último de los ingredientes será un poco de vinagre, con una cuchara será más que suficiente. El punto ácido del vinagre unirá el sabor dulce y salado hasta convertirlo en un baño de sensaciones que caerá directamente sobre el producto escogido.
    6. Esta salsa de soja y miel es mejor que se prepare al momento, aunque puede aguantar en la nevera, recién hecha es mucho mejor, menos intensa para aquellos que no están acostumbrados a esta mezcla. La carne, el pescado, los arroces y aquellos platos que se decidan por esta salsa van a conseguir destacar de una forma que sorprenderá a más de uno.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias

    . . . . . . . . .