Recetas de verduras

Romanescu con salsa de nata y cúrcuma

Romanescu
Romanescu con salsa
Comentar

¿Buscas una receta de verduras un poco diferente de lo habitual? Mira el romanescu con salsa de nata y cúrcuma.

Romanescu salteado con limón

Romanescu con patatas y alioli

Romanescu al horno gratinado

El romanescu con salsa de nata y cúrcuma combina la gastronomía italiana con la asiática. Esta es una receta que hace honor a la mezcla cultural que hay en la cocina en la actualidad. El romanescu o romanesco se consume en la mayoría de los países europeos como acompañante de carnes o pescados. Aún se mantiene la antigua costumbre romana de ingerirlo ligeramente cocido en agua con sal o al vapor, la cual se popularizó a finales del siglo XVI. Esta verdura es considerada un superalimento y, por ello, su uso se ha incrementado en la elaboración de sopas, salsas, guisos y bebidas energéticas.

Este es un plato sencillo, rápido de elaborar y muy exótico. En esta elaboración destaca el verdor característico del romanescu en contraste con la salsa de cúrcuma ligeramente amarillenta y espesa. Este alimento ofrece una variedad de sabores y texturas agradables que sorprenden al paladar. Aunque su aspecto es muy exótico, sus ingredientes son realmente accesibles por su precio y disponibilidad en cualquier temporada.

El romanescu con salsa de nata y cúrcuma contiene antioxidantes. A su vez, el consumo regular de cúrcuma desinflama el organismo. Este efecto se potencia con la ingesta de romanesco, el cual es un poderoso antioxidante con un elevado contenido en agua. La combinación de ambos ingredientes contribuye a eliminar los depósitos de sales que inflaman las articulaciones.  A continuación, comentamos cómo preparar este plato… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 1 romanescu
  • 20 gramos de maicena
  • Orégano en polvo
  • Jengibre molido
  • Cúrcuma en polvo
  • Sal del Himalaya
  • Pimienta blanca
  • 200 mililitros de nata para cocinar
  • Cómo preparar romanescu con salsa de nata y cúrcuma:

    1. Lavar el romanesco con abundante agua fría y separar los ramilletes. Salpimentar.
    2. Colocar los ramilletes de romanesco en una vaporera y cocinar durante 15 minutos.Cúrcuma
    3. Colocar en el vaso de la licuadora la nata, la maicena, la cúrcuma, el orégano, el jengibre, la sal y la pimienta.
    4. Batir estos ingredientes en la licuadora durante 4 minutos hasta formar una salsa ligera.
    5. Verter la salsa en una cacerola y cocinar a fuego bajo durante 15 minutos sin dejar de mover hasta que espese la mezcla. Poner a punto de sal final.
    6. Retirar los ramilletes de romanesco de la vaporera y servir en un plato.
    7. Verter la salsa de cúrcuma encima y servir caliente.

    Esta preparación es sencilla de elaborar y muy rápida. En menos de 30 minutos se obtiene una comida nutritiva y saludable para el almuerzo o la cena.

    El romanescu con salsa de nata y cúrcuma puede acompañar carnes asadas. Ahora bien, también puedes comerlo solo si estás haciendo una dieta para bajar de peso… ¡A cocinar!

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias