Recetas de postres

Receta de panna cotta de mandarina con jengibre

Receta de panna cotta de mandarina con jengibre
Panna Cotta de mandarina con jengibre
Comentar

Esta panna cotta de mandarina con jengibre es un postre ligero y saludable, perfecto para cuidarnos y de disfrutar de un final de fiesta inolvidable.

Esta panna cotta de mandarina con jengibre es un postre ligero y saludable, perfecto para cuidarnos y de disfrutar de un final de fiesta inolvidable. La panna cotta es un dulce que se cocina a base de nata cuajada, una consistencia especial que se consigue con unas hojas de gelatina. Le daremos una combinación de sabor entre dulce, ácido y un toque picante. La mandarina es un cítrico más dulce que la naranja que se caracteriza por sus buenas sensaciones, que gracias al jengibre se verán incrementadas. Toma nota de este postre sencillo y delicioso, atrévete a probar una panna cotta impresionante.

Ingredientes:

  • 3 hojas de gelatina
  • 40 gr de jengibre
  • 5 dl de nata líquida
  • 110 gr de azúcar
  • 5 mandarinas
  • 1 cucharadas de pistachos picados (opcional para decorar)
  • Hojitas de menta
  • Cómo preparar una panna cotta de mandarina con jengibre

    1. Esta receta se cocina en un abrir y cerrar de ojos, deberemos empezar preparando la base de gelatina. Ponemos las hojas a hidratar con agua fría, mientras seguiremos con el resto de los ingredientes.Receta de panna cotta de mandarina con jengibre
    2. Cortamos el jengibre y lo rallaremos o picaremos muy finito. Este ingrediente le dará un sabor muy especial a este postre italiano.
    3. Ponemos en un cazo la nata con 80 gramos de azúcar. Dejamos que se caliente y añadimos el jengibre para que infusione. Se cocinará a fuego lento 10 minutos. Pasado este tiempo retiramos el jengibre, colamos la nata para que no quede nada de nada.
    4. En ese momento esperamos a que se enfríe un poco y le añadimos la gelatina. Esta base principal de la panna cotta casera irá directamente a la nevera en vasitos individuales.
    5. Pasamos a la segunda parte. Pelamos las mandarinas con cuidado, nos debe quedar la parte naranja y nada de blanco o nos daría un sabor desagradable a esta cobertura.
    6. Dejaremos los trocitos más bonitos para decorar, el resto lo pondremos en un cazo. Añadiremos el resto del azúcar. Podemos ponerle menos si vemos que la mandarina ya es muy dulce.Receta de panna cotta de mandarina con jengibre
    7. Cuando la mandarina se haya caramelizado trituramos en el vaso de la batidora hasta que tengamos una fina salsa o puré, dependiendo de nuestros gustos.
    8. Esta salsa la colocamos encima de la panna cotta. Podemos ponerle unos trocitos de pistacho para decorar o las rodajas de mandarina que hemos reservado.
    9. Para tener una panna cotta perfecta la reservamos en la nevera un mínimo de tres horas. Servimos y disfrutamos muy fresquita, estará impresionante y es fácil de preparar.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias