Recetas de pescado

Receta de caballa encurtida

Caballa encurtida
Receta de caballa encurtida
Comentar

Si estás buscando un aperitivo saludable y lleno de sabor, apunta los pasos de esta receta de caballa encurtida. Te va a sorprender.

Esta es una combinación perfecta, pues la caballa encurtida reúne las maravillosas propiedades nutritivas y económicas de este pescado y la preparación tradicional de una técnica muy antigua de conservación de los alimentos, como son los encurtidos. La clave está en conservar productos de temporada en vinagre, ya que la acidez de este elemento promueve que tanto frutas como hortalizas y legumbres se mantengan comestibles durante mucho tiempo. Se trata de la razón primordial de que naciese este método: poder consumir alimentos en épocas de escasez.

Hay historiadores que ubican el origen del encurtido en Mesopotamia, al menos 2.400 años a.C.; los comerciantes llevaron estos alimentos encurtidos de un lado a otro, propagando por todas partes la técnica de conservar en vinagre ciertos productos. Entre los más populares y antiguos están las cebollitas, los pepinillos, las aceitunas y las berenjenas; pero en la actualidad se consumen productos encurtidos de cualquier fruta u hortaliza (zanahorias, coliflor, mango, guindilla, naranja, etc.), o carnes y pescados.

Ingredientes:

  • 4 filetes de caballa, limpios y sin espinas
  • 2 berenjenas
  • 2 cebollas blancas grandes
  • 1 puerro
  • Vinagre de arroz, el necesario
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal gorda
  • Semillas de sésamo
  • Aceite de sésamo (opcional)
  • Cómo preparar caballa encurtida:

    1. Colocar los filetes muy limpios y secos en una fuente honda y cubrirlos bien con sal. Refrigerar en la nevera durante hora y media.
    2. Lavar y cortar las hortalizas en dados medianos.
    3. Poner en una sartén, a fuego medio, cuatro cucharadas de aceite y un poco de sal y rehogar los vegetales hasta que ablanden, tapados.
    4. Al ablandarse, destapar y poner el fuego a máximo, añadir más aceite y darles vuelta para que cojan color. Retirar del fuego y reservar.
    5. Para retirar la sal del pescado hay que lavarlo muy bien con agua fría, secar con papel de cocina y macerarlo durante media hora en vinagre de arroz, suficiente para cubrir los filetes. Tener cuidado de que la piel quede hacia arriba.
    6. Transcurrida la media hora, la caballa debería tener un color blanquecino; sacar los filetes del vinagre y secarlos.
    7. Cortar los filetes en lonchas pequeñas y servir encima de las hortalizas, espolvoreando las semillas de sésamo y, si se desea, con un chorrito de aceite de sésamo.
    8. Dar el punto de sal deseado.Caballa encurtida

    Como ves, la caballa encurtida es muy fácil de hacer y queda perfecta para un buen picoteo. Siendo tan económica, lograrás un estupendo aperitivo muy nutritivo y delicioso, además de refrescante. Y lo mejor, puedes guardarlo en la nevera para otras ocasiones sin que se deteriore con rapidez, y siempre estará a punto.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias