Recetas de aperitivos

Queso frito con nachos

Queso frito
Queso frito con nachos
Comentar

¿Has probado alguna vez nachos con queso? En esta receta damos una vuelta de tuerca a la idea y te presentamos queso frito con nachos. ¿Te apetece probar?

Nachos con queso

Nachos con carne y queso al horno

Nachos mexicanos

El queso frito con nachos es uno de los aperitivos mejor recibidos y más celebrados en las reuniones de picoteos. El queso en cualquiera de sus modalidades y presentaciones a menudo forma parte de cualquier encuentro o celebración. Es probable que el primer encuentro del queso con los nachos haya sido menos elaborado que el de esta receta. Es más seguro que hayan sido triángulos crujientes de tortillas hundiéndose en quesos cremosos o derretidos, como un cheddar, o simplemente un rectángulo de Emmental sobre un nacho, o un nacho untado con camembert. Lo cierto es que estaban destinados a conocerse.

Los nachos son retazos en triángulo de tortilla de maíz tostados de origen más o menos reciente, aunque la tortilla como tal se remonte a tiempos precolombinos. En América, antes de la llegada de los españoles no se había inventado el queso, que tampoco se consumía o producía en gran parte de Asia y África.

Los restos más antiguos de queso que se han encontrado son de hace 7.200 años, y se cree que la técnica debe haberse desarrollado cuando se domesticó la oveja (hace unos 8.000 años). Pudo haber sido desarrollado para conservar más tiempo la leche, y el producto prosperó y se diversificó, especialmente en Europa, de donde llegó para unirse con la tortilla y producir el apetitoso queso frito con nachos.

Ingredientes:

  • Un queso de consistencia firme, puede ser cheddar, emmental, ibérico, etc.
  • Nachos
  • Harina
  • Huevos
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar queso frito con nachos:

    1. Comprar el queso que se vaya a utilizar en forma rectangular y no en cuñas, para facilitar el corte en forma de bastoncillos.
    2. Cortar el queso en bastoncillos no demasiado largos, para evitar que se rompan al freír. Pueden ser de 1 centímetro de grosor por 6 o 7 de largo.
    3. Machacar los nachos en una bolsa plástica o en su envase, con un mazo de cocina, hasta que quede bien molido. Colocar en un plato.
    4. Batir los huevos y colocar en un bol. Colocar una porción de harina en otro.
    5. Pasar los bastones de queso por la harina, luego por el huevo y después por los nachos. Apretar con la mano hasta que estén bien cubiertos.
    6. Colocar el queso en una sartén con abundante aceite de oliva no muy caliente, y freír  en tandas. Remover con cuidado hasta que se doren.
    7. Colocar en papel absorbente para retirar el exceso de aceite y servir enseguida.Queso salsa

    Prepara el queso frito con nachos y verás cómo desaparece rápidamente este delicioso aperitivo para un picoteo, o como parte de un brunch. No se indican cantidades en los ingredientes porque dependerá de cuántos bastoncitos de queso quieras hacer. Eso sí, te garantizamos que aunque hagas muchos desaparecerán enseguida. A los más pequeños de la casa, esta combinación de sabores y texturas les va a encantar.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias