Recetas sin gluten

Malfatti de ricotta y espinaca sin gluten: la receta de pasta casera más fácil que encontrarás

Receta italiana
Malfatti de ricotta y espinacas
Comentar

La cocina italiana no está formada solo de pasta. Un buen ejemplo son estos malfatti de ricotta y espinaca sin gluten. Anota los pasos.

Receta de ñoquis caseros

Ñoquis a la romana

Recetas italianas de entrantes para Navidad

Los malfatti son un plato muy tradicional en Italia y, a pesar de que su nombre significa ‘mal hechos’, se trata de un verdadero manjar para los amantes de las pastas. Y lo mejor es que son súper fáciles de preparar, ni siquiera necesitas amasarlos para que te salgan perfectos (o imperfectos, que es la idea). Además, si eres celíaco/a, no puedes dejar de probar esta receta de malfatti de ricota y espinaca sin gluten. A los más pequeños de la casa les van a encantar estos pequeños bocados. ¡Sigue leyendo y descúbrela!

Receta de Malfatti de ricotta y espinaca sin gluten en 4 pasos

La receta tradicional de los malfatti está hecha con harina de trigo y no es apta para quienes padecen de celiaquía o intolerancia al gluten no celiaca. Pero, con una simple modificación, podemos preparar unas pastas exquisitas y más ligeras para compartir con todos los invitados.

En esta ocasión, elegimos reemplazar la harina de trigo por almidón de maíz, pero también puedes usar harina de arroz o fécula de mandioca, que son excelentes para hacer pastas caseras. Sin más introducciones, vayamos a nuestra receta de malfatti de ricota y espinacas:

Ingredientes:

  • Ricotta: 250 g
  • Espinacas frescas: 500 g
  • Almidón de maíz: 50g para la masa + 50 g para el armado
  • Huevo: 2 yemas
  • Queso parmesano rallado: 100 g
  • Nuez moscada: una buena pizca
  • Sal al gusto
  • Cómo hacer malfatti de ricota y espinaca sin gluten:

    1. En primer lugar, limpiamos las espinacas y las cocinamos al vapor o las blanqueamos. En seguida, picamos finamente las espinacas finamente, asegurándonos de escurrir el exceso de líquidos de la cocción.
    2. En un bol, colocamos las espinacas, la ricotta, las yemas de huevo, el almidón de maíz, el parmesano rallado, la nuez moscada y sal al gusto. Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una preparación densa y llevamos a la nevera durante al menos 30 minutos.
    3. Pasado este tiempo, con una cuchara vamos cogiendo pequeñas porciones de la preparación y formando unas bolas con las manos (que tengan más o menos el tamaño de una nuez). Una a una, pasamos las bolillas por almidón de maíz.Receta italiana
    4. Una vez hechas todas las bolillas, calentamos abundante agua en una olla grande y, cuando rompa el hervor, cocemos nuestros malfatti hasta que afloren. Retiramos del agua con una espumadera, asegurándonos de escurrirlos muy bien.

    ¡Listo! Ya puedes disfrutar de tus malfatti de ricota y espinacas con la salsa que más te guste. ¿Quieres un consejo? Prepárate una salsa de tomate casera con unos tomates maduros cortados en concassé y salteados con aceite de oliva, ajo y unas hojas de albahaca fresca. El resultado de los malfatti con esta salsa por encima, con un buen pan y un buen vino, puede ser una verdadera delicia. ¡Disfrútalo!

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias