Recetas de postres

Receta de Pastas de albaricoque y almendra

Pastas de albaricoque y almendra
Receta de Pastas de albaricoque y almendra
Comentar

Las pastas de albaricoque y almendra son un dulce saludable que se cocina muy fácilmente. Con estos frutos secos y unos pocos ingredientes más vamos a crear unas pastas dignas de la realeza.

Las pastas de albaricoque y almendra son unos bocados dulces llenos de buenas vibraciones y de sabor. Un dulce saludable capaz de acompañar esas tardes y meriendas con un poco más de amor y dulzor. Preparar nuestras propias pastas evita en gran medida un consumo excesivo de azúcar. En esta receta el orejón de albaricoque y el zumo de naranja serán los encargados de aportarnos todo su sabor y buenas propiedades que se sumarán a una cantidad de azúcar menor que la que nos aportan estos dulces de compra. Atrévete a cocinar unas pastas que harán historia, no solo están deliciosas son fáciles de preparar siguiendo estos pasos.

Ingredientes:

  • 125 gr harina de trigo
  • 2 huevo
  • 90 gr azúcar
  • 8 orejón de albaricoque
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharadita de zumo de naranja
  • ½ piel de naranja rallada
  • 100 gr de almendras peladas

Cómo preparar unas pastas de albaricoque y almendra

  1. Unas pastas de albaricoque y almendra pueden convertirse en una merienda casi perfecta. Con la textura de un fruto seco realmente especial conseguiremos darle a un dulce tradicional un sabor mucho más intenso.
  2. Empezaremos tamizando la harina para evitar que se creen grumos. La pondremos directamente en un bol con la levadura. Mezclaremos estos ingredientes secos con el azúcar hasta crear la masa sólida perfecta.
  3. Seguimos con los orejones, estos frutos secos nos permitirán aportar un punto de textura un poco más especial a la receta. Los vamos a picar en trozos muy pequeños de más o menos el mismo tamaño. Los incorporamos a la masa.
  4. Las almendras las pondremos picadas en trozos más o menos del mismo tamaño. Queda mucho mejor si e notan los trocitos le dará un punto crujiente más intenso y agradable. Las ponemos con el resto de los ingredientes.
  5. En un bol vamos a batir los huevos. Cuando estén batidos les añadiremos el zumo y la ralladura de naranja. Esta mezcla irá directamente a complementar la masa solida que tenemos lista.
  6. Amasamos hasta tener una masa de galletas con un aroma y textura impresionante. Sobre una superficie enharinada le daremos forma a las galletas. Las cortaremos y dispondremos en una fuente para horno forrada con papel vegetal para que no se peguen las galletas.
  7. Hornearemos a 190º unos 15 minutos hasta que hayan cogido un poco de color y tengan ese punto crujiente esencial para este tipo de pastas. Las retiramos del horno y dejaremos que se enfríen antes de empezar a degustarlas, estarán realmente increíbles.

Últimas noticias