Recetas de bebidas

Receta de Batido refrescante de fresa y leche condensada

Batido refrescante de fresa y leche condensada
Receta de Batido refrescante de fresa y leche condensada
Comentar

Sorprende a tu paladar y al de tus amigos y seres queridos con este batido de fresa y leche condensada. ¿Has apuntado bien los pasos a seguir?

La fresa es una fruta con un gran protagonismo en la mayoría de los postres. En la práctica, este batido de fresas con leche condensada encantará a todos en casa. La cantidad de los ingredientes que se ofrecen en esta receta solo son de referencia. Por ejemplo, la cantidad que se utilice de leche condensada dependerá de lo dulce que sea la fresa y las preferencias de cada persona. Para algunos comensales, a pesar de que la fresa está dulce les encanta añadir un dulce extra con la leche condensada.

Para asegurarse de que la bebida no quede muy dulce, se añade la leche condensada poco a poco. También se puede decorar con nata, helado, chispas de chocolate entre otros. No hay que olvidar que no conviene exagerar con las cantidades de azúcar ya que puede ser nocivo para la salud. Hay que recordar que este batido se puede servir como bebida, merienda o postre. Si no se tienen fresas en la despensa, no hay ningún problema. Se puede sustituir la fresa por cualquier otra fruta, como moras y arándanos.

Ingredientes:

  • 1/2 lata de leche condensada
  • 2 tazas de fresas frescas
  • 1 limón pequeño
  • 250 ml de agua
  • Cómo preparar un batido refrescante de fresa y leche condensada:

    1. Limpiar bien las fresas y retirar toda la parte verde. Se debe quitar todo, de lo contrario se corre el riesgo de que bebida adquiera un sabor amargo.
    2. Cortar el limón por la mitad y exprimirlo. Después pasar el zumo por un colador para retirar las semillas, la pulpa o cualquier otro resto que pudo haber quedado.Batido refrescante de fresa y leche condensada
    3. Añadir las fresas en el vaso de la licuadora o un procesador y se procede a triturar por un par de minutos.
    4. Agregar el zumo de limón, el agua y la leche condensada y triturar durante unos segundos más.
    5. Verter el batido de fresa y leche condensada en vasos. Estos deben ser preferiblemente transparente para una mejor presentación.
    6. Cortar una fresa por la mitad sin realizar un corte completo. Y colocar la fresa en el borde del vaso, como elemento decorativo.
    7. También se puede decorar ya sea con chocolate, helado, nata o un puñado de moras o arándanos. ¡Buen provecho! Momento de disfrutar de una exquisita bebida.

    Si no dispones de mucho tiempo, puede poner todos los ingredientes al mismo tiempo en la batidora. Sin embargo, solo ten en cuenta que la textura final que obtendrás no será la misma.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias