Recetas de postres

Leche condensada: la receta para acompañar a postres y café

Leche condensada: la receta para acompañar a postres y café
leche condensada
Comentar

Esta receta de leche condensada te cambiará la vida para siempre. Con ella podemos disfrutar de un dulzor que impresiona y se fusionará perfectamente con un buen café o con un bizcocho cargado de buenas sensaciones. Darnos un capricho casero de los que impresionarán a más de uno. Este tipo de leche se creó con la finalidad de que durará más, cambió para siempre el café cortado de la tarde y acabó siendo la base de una gran variedad de recetas de postre. Atrévete a probar esta receta ideal para acompañar postres y café, la leche condensada casera está de vicio.

Ingredientes:

  • 250 gr de leche en polvo
  • 350 gr de azúcar blanco
  • 200 ml de agua
  • 60 gr de mantequilla
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Cómo preparar leche condensada casera

    1. La primera sorpresa de la leche condensada casera son sus ingredientes. En realidad, no lleva leche convencional, sino leche en polvo y una buena cantidad de azúcar para darle el dulzor y la textura melosa que buscamos.
    2. Nos ponemos manos a la obra con el agua, es importante que las cantidades sean exactas para conseguir que nos quede una leche condensada con la textura y el sabor adecuado.
    3. Calentamos el agua y en ella ponemos la mantequilla. La añadimos troceada para que se funda perfectamente en esa agua que tendrá un pequeño secreto.
    4. Incorporamos el extracto de vainilla que será el que le aporte el potenciador de sabor que este básico para café y postres necesita.
    5. Llega el momento de empezar a darle textura a la leche condensada y lo conseguiremos con el azúcar. Ponemos el azúcar poco a poco sin dejar de remover.Leche condensada: la receta para acompañar a postres y café
    6. A medida que se vaya fundiendo el azúcar en este mar de agua y mantequilla conseguiremos el punto justo de cremosidad.
    7. Por último, la leche propiamente llegará en una especie de almíbar que habremos creado con el azúcar y el agua caliente.
    8. La leche en polvo es la que le aportará el sabor necesario y también el color de una leche condensada casera destinada a triunfar y durar.
    9. A medida que se va enfrían irá adquiriendo una textura más contundente, perfecta para preparar el café de media tarde o un buen bizcocho.
    10. Atrévete con una receta que te cambiará la vida, una leche condensada con una textura y sabor que destacará por encima de cualquier otra.
    11. La leche condensada casera nada tiene que ver con la convencional es mucho más suave y delicioso, el esfuerzo merecerá la pena.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias