Recetas de bebidas

Receta de agua de piña y alfalfa

Agua casera
Agua de piña y alfalfa
Comentar

¿Buscas una bebida refrescante un poco diferente? Anota los pasos de esta receta de agua de piña y alfalfa, es muy sencilla de hacer.

Bebida isotónica casera

Leche merengada casera

5 mejores bebidas caseras contra el calor

El agua de piña y alfalfa es una bebida fácil de preparar, perfecta para el verano, pero que se puede tomar todo el año por su delicioso sabor e innumerables virtudes. En esta bebida coinciden dos plantas con una historia milenaria y sabores que unen al Nuevo Mundo con Europa, Asia y África. La alfalfa (Medicago sativa) es una planta herbácea de la familia de las fabáceas, contando entre sus parientes otras legumbres, como los garbanzos, las lentejas y los guisantes.

La alfalfa ya era usada en Persia durante la Edad de Bronce, y se cree que uno de sus primeros usos fue como alimento para los caballos. La planta fue llevada a Grecia durante la primera Guerra Médica, en el 490 a.C., y desde entonces ha hecho un largo recorrido, desde alimento para animales hasta ingrediente para sándwiches y parte destacada de la dieta humana naturista.

La piña (Ananas comosus) es una fruta de la familia de las bromeliáceas, originaria de América del Sur, donde fue cultivada por pueblos indígenas de la cuenca del Plata, el Amazonas, la Orinoquia e incluso los Andes (hay imágenes de la piña en la cerámica mochica de 200 d.C.). Su cultivo se popularizó en Europa, Asia y África a partir del siglo XVI, pasando a formar parte sobre todo como postre, aunque también como ingrediente exótico (como en la pizza hawaiana), de las más variadas gastronomías.

La alfalfa es rica en sales minerales como calcio, potasio, hierro y fósforo; aminoácidos, betacarotenos y vitaminas A, C, D, E y K. También es rica en proteínas. Se le atribuyen propiedades antianémicas, antihemorrágicas y antiinflamatorias. La piña es diurética, ligeramente antiséptica y desintoxicante; es rica en vitamina C, magnesio, potasio y ácido fólico. Contiene además bromelina, una enzima que ayuda a metabolizar los alimentos. Es por ello que el agua de piña y alfalfa debería ser parte de las bebidas cotidianas de cualquier hogar saludable.

Ingredientes:

  • Cinco rodajas de piña
  • 1 taza de hojas alfalfa
  • 1 litro de agua
  • Azúcar al gusto
  • Cómo preparar agua de piña y alfalfa:

    1. Retirar la corteza de las rodajas de piña con un cuchillo. Reservar.
    2. Colocar la alfalfa en un plato con agua durante tres minutos, para que suelte toda la tierra o suciedad.Alfalfa
    3. Poner la alfalfa y la piña en una licuadora, agregar el agua y el azúcar y licuar hasta que se unan todos los ingredientes.

    Te invitamos a preparar y disfrutar del agua de piña y alfalfa, una bebida refrescante y nutritiva, a la que puedes agregar hielo y quizás una rodaja de limón. Aunque parece un preparado demasiado simple, en la práctica te va a sorprender. Pruébala un día de calor y verás su efecto refrescante y reparador.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias