Recetas de verduras

Coles de Bruselas caseras al ajillo

Coles de Bruselas
Coles de Bruselas al ajillo
Comentar

Si te gusta cocinar platos sencillos en casa, no te pierdas estas coles de Bruselas caseras al ajillo. Aquí te dejamos el paso a paso de esta receta interesante.

Coles de Bruselas con jamón

Merluza con coles de Bruselas

Coles de Bruselas con salsa carbonara

Cualquier cosa al ajillo sabe bien y es de un gusto muy extendido, aunque se deba sufrir la natural consecuencia de un aliento reconocible a la distancia. En España somos muy aficionados al ajo y a preparar platos al ajillo. Como ejemplo, ahí tenemos nuestras insuperables gambas al ajillo, o los champiñones, o estas deliciosas coles de Bruselas caseras al ajillo, que no tienen nada que envidiarles a los platos más tradicionales de nuestros fogones.

Y es que estas coles en miniatura, injustamente marginadas, constituyen de por sí un alimento no solo pleno de sabor –un tanto dulzón, un leve

amargor al final– sino de nutrientes importantes para el organismo. Estos brotes, que salen a lo largo de su tronco, son ricos en vitaminas A y C, y una fuente notable de potasio, calcio y hierro. Son muy nutritivas, pero, como a la mayoría de las verduras les pasa, con la cocción se pierde gran parte de estos nutrientes. Lo recomendable es cocinarlas poco e incorporarlas a último momento, para poder obtener todo su aporte nutricional.

En España son unas verduras que están ganando popularidad, y en otros países son sumamente consumidas, como en Noruega, Inglaterra o Bélgica, de donde son originarias. Es una hortaliza de invierno cuya época de recolección va desde final de octubre hasta inicios de la primavera. Aunque no sean del gusto de un sector de la población, como sería el caso de los niños, realmente con ellas se puede preparar un buen montón de recetas.

Ingredientes:

  • 500 gramos de coles de Bruselas
  • 5 dientes de ajo
  • Perejil
  • 100 ml de vino blanco
  • Pizca de sal
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar coles de Bruselas caseras al ajillo:

    1. Lavar las coles bajo el grifo.Coles de Bruselas
    2. Poner una cacerola con agua al fuego.
    3. Cuando el agua comience a hervir incorporar las coles durante dos minutos a fuego fuerte.
    4. Escurrir y reservar 100 ml del agua de cocción.
    5. Cortar el ajo en brunoise muy fina, o en láminas delgadas.
    6. Picar el perejil muy finamente.
    7. En una sartén honda calentar un buen chorro de aceite de oliva.
    8. Agregar los ajos y una cucharada de harina y seguir rehogando hasta que tome un poco de color, los ajos y la harina.
    9. Añadir el vino blanco y el agua reservada de la cocción, remover con cuchara de madera.
    10. Agregar el perejil y mezclar bien.
    11. Incorporar las coles de Bruselas y cocinar unos tres minutos máximo.
    12. Salpimentar y servir de inmediato.

    Las coles de Bruselas caseras al ajillo pueden ser parte de una guarnición para un plato de pescado, de carne, o acompañadas también de patatas horneadas. Puedes servirlas como parte de un picoteo, que quedan estupendas, o como una entrada de un menú más completo. En cualquier caso, estas coles le gustarán a todo el mundo.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias