Recetas de salsas

Receta de salsa al estragón para ensaladas

Salsa para ensaladas al estragón
Receta de salsa para ensaladas al estragón
Comentar

Esta recta de salsa al estragón para ensaladas es una maravilla repleta de sabor que caerá perfectamente sobre unos vegetales crudos que se convertirán en una delicia. Toma nota de estos pasos para hacer tus ensaladas mucho más apetecibles.

Esta salsa para ensaladas al estragón es perfecta para darle un poco de vida a este plato. Tiene una serie de ingredientes básicos que hará las delicias de los más exigentes. El estragón o hierba del dragón es una planta aromática perfecta para aderezar una gran variedad de platos. Tiene un sabor muy peculiar que queda de maravilla con muchas ensaladas, vamos a crear una salsa un poco más elaborada que nos servirá para conseguir crear un plato digno de restaurante. Le daremos cuerpo con unas yemas de huevo y mantequilla, estos dos ingredientes serán una base más que perfecta. Toma nota de estos pasos para crear una ensalada que hará historia, atrévete con el estragón.

Ingredientes:

  • 1 cebolleta
  • 3 yemas de huevo
  • 6 cucharadas de vinagre
  • 6 cucharadas de vino blanco
  • 100 gr de mantequilla
  • Sal
  • Perifollo
  • Estragón

Cómo preparar salsa para ensaladas al estragón

  1. Esta salsa para ensaladas al estragón tiene una textura cremosa que caerá perfectamente sobre unos ingredientes crujientes. Es ideal para aquellos que piensan que una ensalada no puede quedar bien, con esta salsa, descubrirán la grandeza de cada uno de sus ingredientes y se enamorarán por completo.
  2. Pelamos y picamos muy finita la cebolleta, será la encargada de darle un toque dulce muy especial. Picaremos las hierbas, el estragón y el perifollo serán los dos complementos perfectos de esta gama de sabores.
  3. Vamos a poner en un cazo la cebolleta, el estragón y el perifollo. Añadiremos el vino y el vinagre. Dejaremos que estos ingredientes se vayan fusionando y el líquido reduzca.
  4. Pasados unos minutos colaremos el jugo y dejaremos que se temple. Serán la base de sabor de esta increíble salsa.
  5. Para ganar en cremosidad usaremos unas yemas, las vamos a empezar a montar con cuidado. Deben aumentar de tamaño con la ayuda de unas varillas eléctricas.
  6. Iremos incorporando el jugo de la cocción anterior, de esta manera irá emulsionando hasta convertirse en una salsa cremosa.
  7. Cuando empiece a espesar iremos colocando la mantequilla fundida. No debe estar muy caliente o produciría que los huevos se cuajen. Batimos hasta conseguir la consistencia adecuada, no debemos tener prisa por llegar a este punto.
  8. Con la salsa preparada la vamos a sazonar al gusto. Tendremos lista una salsa que combina a las mil maravillas con cualquier verdura crujiente, pescados y carnes. Es un acierto con ese toque de estragón que convertirá a esta planta en una imprescindible de cualquier cocina.

Últimas noticias