Recetas de postres

Receta de fresas fritas

Receta de fresas fritas
Fresas fritas
Comentar

Estas fresas fritas son una delicia en estado puro. Con unas fresas se puede conseguir crear un postre rápido, elegante y delicioso.

Estas fresas fritas son una delicia en estado puro. Con unas fresas se puede conseguir crear un postre rápido, elegante y delicioso, apto para disfrutarlo toda la familia. Si quieres cocinar con los niños o darle una sorpresa a tu pareja con unas fresas fritas que están increíbles con un poco de chocolate solo tendrás que seguir estos pasos. Prepara unos ingredientes que seguramente tendrás en casa y empieza a disfrutar de unas fresas que en frío impresionan, pero con la textura de una masa suave y caliente pueden desatar más de un suspiro de placer. Atrévete con esta receta sorprendente.

Ingredientes:

  • 500 gr de fresas
  • 100 gr de harina
  • 3 huevos
  • 100 ml de leche
  • 40 gr de azúcar
  • 250 ml de aceite para freír
  • Azúcar para rebozar
  • Cómo preparar unas fresas fritas

    1. Para esta receta podemos aprovechar esas fresas que se han quedado en el fondo de la nevera. Están un poco pasadas, pero igual de deliciosas. Rebozarlas nos permitirá disfrutarlas aún más.
    2. Nos ponemos manos a la obra separando las yemas de las claras. Vamos a poner en un bol dos yemas y un huevo entero, reservando las dos claras restantes.Receta de fresas fritas
    3. Batimos las yemas y el huevo entero. Le daremos consistencia a esta masa con la harina. Si queremos que nos queden una pasta más suave tamizamos la harina previamente.
    4. Con la harina integrada le pondremos la leche. Uno de los secretos de cualquier rebozado es tener la leche a temperatura ambiente, se mezcla mucho mejor con el resto de los ingredientes.
    5. Podemos hacer unas fresas más consistentes, añadiendo nata en lugar de leche o incorporando una leche desnatada para que queden más ligeras.
    6. Para que estas fresas fritas impresionen a los paladares más exigentes llega un truco de profesional de la repostería, batir las claras a punto de nieve.
    7. Las claras a punto de nieve asegurarán una masa más ligera que cubrirá a la perfección las fresas. Las incorporamos a la masa en movimientos envolventes. Si queremos saltarnos este paso, podemos ponerle una cuchara de levadura.
    8. Lavamos las fresas y las pinchamos con un pincho largo para cocinarlas mejor. Rebozamos las fresas en la masa, deben quedar bien cubiertas.
    9. En una sartén con abundante aceite, freímos las fresas. El aceite debe estar caliente para conseguir un rebozado uniforme.Receta de fresas fritas
    10. A medida que estén listas las fresas, las ponemos sobre papel absorbente, de esta manera eliminarán el exceso de aceite.
    11. Por último, esperamos a que se enfríen un poco y rebozamos con azúcar. Quedan impresionantes con un poco de chocolate fundido por encima o nata.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias