Recetas fáciles

Receta de Caracoles con salsa de tomate

Caracoles con salsa de tomate
Receta de Caracoles con salsa de tomate
Comentar

Si quieres preparar en casa un plato diferente, atrévete con estos caracoles con salsa de tomate. Aquí te contamos el paso a paso para que disfrutes.

Los caracoles con salsa de tomate son muy consumidos en algunas regiones de Europa. Es un plato familiar típico y sencillo de preparar. Su consumo comenzó con los romanos y los galos, quienes tenían granjas especiales para su cría. Durante la Edad Media este alimento reemplazaba en muchas ocasiones los platos con carne. En la actualidad, es un manjar que cuenta con adeptos en todo el mundo. También hay infinidad de recetas con ingredientes variados. Por ejemplo, en España es común comerlos en salsa con un ligero toque picante. En cambio, en Francia las preparaciones tienden a ser sofisticadas, con mantequilla, queso y champiñones. Tanto frescos como congelados, son fáciles de conseguir en el mercado, de buena calidad. Cuando es temporada de recolectar caracoles, hay que aprovechar para incluirlos en la dieta más a menudo.

Esta receta de caracoles nos aporta proteínas de alto valor biológico. Por ese motivo son un buen sustituto de la carne. También son fuente de vitaminas del grupo B y C. También el aporte de minerales es interesante. Los caracoles contienen hierro y calcio, nutrientes importantes para fortalecer el sistema nervioso, cardiovascular y digestivo. Los músculos y huesos se vuelven fuertes y las defensas aumentan. Además, consumir caracoles con frecuencia ayuda a prevenir la anemia.Caracoles con salsa de tomate

Ingredientes:

  • 500 gr de caracoles cocidos congelados
  • 400 gr de tomate
  • 200 gr de beicon en lonchas
  • 150 gr de jamón curado
  • 1 cebolla
  • 1 guindilla
  • ½ vaso de vino tinto
  • Tomillo
  • Romero
  • Comino molido
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Como preparar caracoles con salsa de tomate:

    1. Descongelar los caracoles y darles un hervor. Escurrir y reservar.
    2. Calentar una cazuela con un buen chorro de aceite.
    3. Picar la cebolla y la guindilla.
    4. Sofreír la cebolla hasta que esté transparente.
    5. Agregar la guindilla.
    6. Añadir el beicon y el jamón cortados en trozos pequeños.
    7. Cocinar hasta que estén bien dorados.
    8. Incorporar los caracoles y condimentar con sal, pimienta, romero, tomillo y comino a gusto.
    9. Remover todo.
    10. Verter el vino, subir el fuego y dejar que el alcohol se evapore durante cinco minutos.
    11. Rallar los tomates y agregar a la cazuela. Bajar el fuego.
    12. Tapar la cazuela y cocinar durante 10 minutos.
    13. Destapar la cazuela y continuar la cocción durante otros 10 minutos.
    14. Rectificar el punto de sal y el de azúcar, por la acidez del tomate.
    15. Servir los caracoles con salsa de tomate en caliente.
    16. El guiso se puede reservar de un día para otro para que gane todavía un poco más en aroma y sabor.

    Prepara una cazuela de caracoles con salsa de tomate para tu familia. No olvides el pan y el vino para acompañar esta exquisita comida casera.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias