Recetas saludables

Receta de pan de leche

Pan de leche: receta especial para niños
Pan de leche: receta especial para niños
Comentar

El pan de leche es un complemento ideal para desayunos o meriendas. Esta receta tradicional hará las delicias de los más pequeños de la casa, toma nota de cómo prepararlo son saludables y muy versátiles.

El pan de leche es uno de esos dulces caseros ideal para la merienda de los más pequeños. Su composición es muy sencilla y tiene la leche como protagonista, una base muy necesaria para todas las edades. Hacer nuestros pocos panes de leche nos ayudará a dar a toda la familia un alimento muy saludable. El hecho de que estén cocinados siguiendo una elaboración tradicional, con una cantidad de azúcar que podemos controlar y unos ingredientes frescos, es toda una garantía de éxito. Si quieres recordar aquellas meriendas o desayunos de los de toda la vida, con ese sabor a leche tan intenso, toma nota de esta receta, es todo un acierto.

Ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza o para hacer pan
  • 250 gr de leche entera
  • 50 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 70 gr de mantequilla
  • 15 gr de levadura prensada o de panadería.
  • Sal
  • Cómo preparar un pan de leche casero:

    1. El pan de leche casero tiene una elaboración sencilla que necesita tiempo y buenas manos. No debemos tener prisa para conseguir crear la masa perfecta. Tamizamos la harina y la sal en un bol, dejaremos un hueco en el medio como si fuera un volcán.
    2. Calentamos un poco la leche, la podemos poner unos 15 segundos en el microondas, deberá estar tibia. En ella vamos a disolver la levadura, si está muy caliente puede ser perjudicial para la receta.
    3. Colocamos la leche con la levadura en el centro del volcán de harina. Ponemos el resto de los ingredientes líquidos, el huevo, la mantequilla y también el azúcar. Empezamos a amasar con cuidado haciendo caer la harina hacia el centro poco a poco para que se vaya integrando con el resto de los ingredientes.
    4. Cuando tenemos la masa lista, haremos una bola que vamos a dejar reposar. Necesitará unas 4 horas en un rincón caliente de la casa que le permita a la levadura actuar. Podemos dejarla toda la noche para que se asiente mejor y empezar a hacer los panes a la mañana siguiente para desayunar.
    5. Después de que la masa haya reposado volvemos a amasar y creamos nuestros panecillos. Los colocamos en una fuente para el horno y les hacemos unos cortes en la superficie. Pintaremos los panecillos con un poco de leche para que queden más brillantes.
    6. Horneamos a 200º durante unos 10 minutos, dependiendo del tamaño de los panecillos pueden tardar un poco más o menos. Cuando estén dorados los retiramos del horno, tendremos listo un saludable dulce tradicional.

    Lo último en Recetas