Flan de nata

flan de nata
Receta de flan de nata, un postre tradicional con 4 ingredientes
Comentar

El flan de nata casero es simple y delicioso, con solo 4 ingredientes forma uno de los postres más exquisitos que existe. Tener en la nevera un flan acabado de preparar, puede convertir una cena o comida cualquiera en toda una experiencia culinaria. Un flan que combine con todo, unas frutas frescas o un poco de chocolate, que se cree a partir de la nata fundida con los huevos y un leve aroma a canela, no se necesita mucho más para disfrutar de un postre tradicional. El flan es ese dulce de otra época, en la que todo se preparaba con cariño y amor, con ingredientes simples se generaban auténticas obras de arte. Toma nota de cómo preparar este flan de nata, es impresionante.

Receta de flan de nata

Ingredientes:

  • 400 ml de nata
  • 4 huevos
  • 1 palito de canela
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de agua
  • Cómo preparar un flan de nata

    1. Este flan de nata es posiblemente el más sencillo que hayas hecho nunca. Empezaremos calentando la nata con el palo de canela. Este ingrediente será el encargado de aromatizarlo para aportar ese toque dulce de un postre que gana potencia con el caramelo, pero en esencia no tiene nada de azúcar.
    2. Cuando la nata empiece a hervir la retiramos del fuego y esperamos a que la nata se temple. Retiramos el palo de canela.
    3. Mientras, batimos los huevos en un bol. Cuando la nata esté templada iremos incorporándola a los huevos sin dejar de remover poco a poco. De esta manera tan fácil tendremos la base del flan de nata lista. Si queremos darle algo de sabor sería ahora el momento, dos cucharadas de café soluble lo convertirán en un flan de café cremoso y dos de chocolate en polvo en un dulce con este sabor.
    4. Preparamos el caramelo para recibir nuestro flan de nata. En una sartén antiadherente ponemos el agua y después el azúcar. Esperaremos hasta que tenga un tono dorado característico. Podemos saltarnos este paso comprando el caramelo ya preparado.
    5. Vertemos en cada uno de los moldes un poco de caramelo para evitar que se pegue el flan y darle ese sabor dulce que necesita.
    6. Colocamos los moldes en una fuente con agua para que el flan se cocine al baño maría. Cocinaremos este postre a 180º durante unos 25 minutos.
    7. Una vez estén hechos dejaremos que los flanes se enfríen antes de desmoldarlos. Servimos con un poco de fruta y tendremos listo un postre saludable en un tiempo récord.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias