Recetas de pollo

Croquetas de pollo y queso

croquetas de pollo y queso
Receta de croquetas de pollo y queso caseras
Comentar

Las croquetas de pollo y queso son una sencilla y deliciosa tapa que hará las delicias de toda la familia. Unas croquetas son un éxito en cualquier mesa, si además están hechas con dos ingredientes principales de lujo y siempre disponibles en nuestra nevera como el pollo y el queso, no podemos fallar. Además, son un alimento que se puede cocinar y congelar, tener siempre a nuestra disposición un ejercito de estas croquetas dispuestas a ganar la batalla de las comidas en familia, puede ser una victoria de las que hacen historia. Si quieres aprender cómo se preparan sigue estos pasos al pie de la letra, comprobarás que no es tan difícil de conseguir crear unas maravillosas croquetas de pollo y queso.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne de pollo
  • 2 cebollas
  • 250 gr de queso azul
  • 150 gr de mantequilla
  • 150 gr de harina
  • 1 litro de leche
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Huevos
  • Pan rallado
  • Cómo preparar unas croquetas de pollo y queso:

    1. Empezaremos nuestras croquetas caseras preparando uno de los ingredientes principales el pollo. En este caso, se trata de pechugas, aunque puedes utilizar cualquier parte de este animal de carne blanca.
    2. Limpiaremos y cortaremos en taquitos el pollo. Seguiremos el mismo procedimiento con la cebolla, la pelaremos y picaremos bien. prepararemos la sartén con un poco de aceite para dorar estos alimentos.
    3. Empezaremos con las cebollas, las pondremos en la sartén y las pocharemos con el aceite. Cuando empiecen a estar doradas incorporaremos el pollo. Salpimiéntanos ambos ingredientes.
    4. Cuando estén hechos añadiremos la mantequilla. Al derretirse será el momento de incorporarla la harina. La mezclaremos bien con el resto de los ingredientes. Será la base de la bechamel que hará de estás croquetas un plato increíblemente suave.
    5. Será el momento de poner poco a poco la leche. A medida que vaya cogiendo textura de bechamel iremos removiendo con cuidado. Deberá quedar más sólida dejando que el resto de los ingredientes se integren.
    6. Pondremos la nuez moscada para que tenga un poco más de sabor y pasaremos a incorporar el queso. En este caso, un queso azul para darle más intensidad, pero puedes utilizar cualquier queso quedarán igualmente buenas.
    7. Seguiremos removiendo hasta conseguir una pasta densa en la que todos los ingredientes estén bien incorporados. Se deberá despegar por si sola de la sartén formando una masa compacta.
    8. Será el momento de dejarlas en una bandeja con papel film para que cuaje bien la masa. Una vez haya reposado les iremos dando forma con una cuchará. Podemos añadir el pan rallado y reservarlas o también darles un toque de huevo y freírlas. Merece la pena perder un poco de tiempo para tener estas delicias siempre listas.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias