Cócteles y bebidas

Sorbete light de fresas y menta

Sorbete light de fresas y menta

Para refrescar el verano os proponemos un sorbete light de fresas y menta. Con él nos despreocupamos de tomar un postre alto en calorías, conseguimos hacer una sobremesa más digestiva e ingerimos la siembre bienvenida vitamina C. La menta le aporta un frescor muy agradable al dulzor que aporta la fresa. Lo servimos en una atractiva copa, y nuestros invitados recibirán nuestro sorbete con gran agrado tras finalizar la comida o la cena.

Es muy fácil de elaborar, y muy rico de degustar. Sobre todo es importante comprar fresas de calidad que tengan gran sabor. También hay que tener ojo al adquirir las hojas de menta para que esté en su punto óptimo de aroma y mentol. Para hacer el postre más dietético es tan sencillo como utilizar leche desnatada y mermelada baja en calorías.

Comenzamos la elaboración de nuestro sorbete light de fresas y menta, lavando la fruta – aproximadamente medio kilo – , cortándole los rabitos y poniéndola a hervir durante cinco minutos. Las escurrimos y las metemos en el vaso de la batidora troceadas con un litro y medio de leche desnatada y cuatro cucharadas soperas de mermelada light. Los trituramos hasta que se quede una pasta homogénea, y agregamos un poco de edulcorante para darle más dulzor. Removemos todos para que los cuatro ingredientes se queden bien mezclados.

Otra forma si queremos prescindir de la leche, es una vez tenemos las fresas trituradas con la batidora, le añadimos al recipiente donde las tengamos, medio litro de agua con el edulcorante y zumo de medio limón. Dejamos enfriar en la nevera mientras montamos dos claras a punto de nieve. La añadimos al jugo que teníamos mezclándola poco a poco, y la metemos un ratito en el congelador, pero pendientes de que no haga una pieza. Vamos removiendo para que se forme una capa de cristalitos, no más.

Trituramos unas hojitas de menta que incorporaremos a nuestro preparado de fresas. Para evitar encontrar en nuestra copa las semillas de la fruta y las hierbas, lo pasamos por el colador. Esto demás nos permitirá obtener una textura más agradable. Cuando ya lo tengamos, lo llevamos a la nevera para que coja frío.

Un poco antes de servir nuestro sorbete light de fresas y menta, lo removemos de nuevo, y le ponemos las hojas de menta. Esto nos permitirá darle un toque decorativo y para reforzar el sabor y el aroma. El toque final lo darán unos cubitos de hielo o picado si tenemos oportunidad de hacerlo.

Resumen
recipe image
Receta
Sorbete light de fresas y menta
Fecha