Recetas fáciles

Receta de mejillones con alioli gratinados

Receta de mejillones con alioli gratinados
mejillones con alioli
Comentar

Los mejillones con alioli gratinados son un aperitivo delicioso que se prepara de forma fácil y rápida.

Los mejillones con alioli gratinados son un aperitivo delicioso que se prepara de forma fácil y rápida. Los mejillones son un tipo de marisco de lo más utilizado en cualquier cocina, tenemos un producto fresco de primera calidad en nuestro país y con recetas como ésta aprenderemos a cocinarlo de la mejor de las maneras posibles. Con un alioli gratinado conseguiremos el punto de cremosidad y de sabor que se fusionará de forma increíble con este marisco. Si te apetece probar con unos mejillones de lo más especial, toma nota de esta receta, el resultado te encantará.

Ingredientes:

  • 30 mejillones
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • Lechuga tipo iceberg
  • Cómo preparar unos mejillones con alioli gratinados

    1. Vamos a empezar esta receta de aperitivo poniéndonos manos a la obra con el alioli. Esta salsa con nombre propio se prepara para acompañar carnes y mariscos, a la brasa o en fideuà, le aportará un sabor muy especial a cada uno de sus complementos.
    2. En el mortero colocamos el ajo picado y pelado. Le añadimos un poco de sal y lo machacamos. Cuando esté listo le añadimos dos yemas de huevo. Uno de los trucos caseros para preparar esta delicia es que los huevos estén a la misma temperatura que el aceite, de esta manera se ligará mejor.
    3. Vamos añadiendo a esta mezcla poco a poco el aceite. Dejamos que caiga gota a gota mientras no paremos de mover el mortero consiguiendo que todos los ingredientes se mezclen. Podemos hacer lo mismo, pero con la batidora, evitando cansarnos demasiado, aunque el color del alioli y la textura no quedará igual.
    4. Limpiamos los mejillones, los ponemos en una cazuela tapados con unas rodajas de limón. Dejaremos que se cocinen al vapor. Cuando se abran los retiramos del fuego.
    5. Cortamos la lechuga en trozos muy finitos hasta que esté perfectamente triturado este ingrediente que le dará color y sabor al plato.
    6. Les quitamos a los mejillones la parte superior y los ponemos en una fuente para horno. En cada uno de ellos ponemos una cucharada de alioli con un poquito de lechuga.
    7. Gratinamos al horno a 180º hasta que comprobamos que el alioli está listo. Este aperitivo se puede servir en frío o en caliente, está impresionante. Podemos acompañar los mejillones de unas gambas al horno que cocinamos en la misma fuente. Tendremos listo un plato de marisco completo muy fácil de hacer, solo nos quedará disfrutarlo con un buen vino blanco.

    Lo último en Recetas