Recetas fáciles

Receta de crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces

Receta de crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces
Crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces
Comentar

Este crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces es una receta fácil de preparar y deliciosa.

Este crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces es una receta fácil de preparar y deliciosa. Una combinación de dulzor con la cremosidad extrema de un queso de gran intensidad. Preparar un capricho rápido, disfrutar de una tarta salada que harás las delicias de los paladares más exigentes, toda excusa es buena para encender el horno. La pera es esa fruta de temporada que conseguirá darle el factor sorpresa a una elaboración marcada por el éxito. Toma nota de cómo se prepara un increíble crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces.

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre⠀
  • 1 pera⠀
  • 30 gr queso gorgonzola⠀
  • Nueces⠀
  • Aceite de oliva
  • Rúcula⠀
  • Miel de caña⠀
  • Cómo preparar un crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces

    1. Esta recete ofrece un universo infinito de posibilidades. Podemos cocinarla con otras frutas, con piña queda de vicio y si no queremos tanto dulzor, la manzana es una apuesta segura.
    2. La base será de hojaldre o de pizza, en ambos casos le dará el toque crujiente que estamos buscando.Receta de crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces
    3. Con los ingredientes más o menos decididos y seleccionamos nos ponemos manos a la obra preparando las herramientas. Encendemos el horno a 180º.
    4. Este tipo de pastel salado se cocina muy rápidamente, es esencial que esté todo listo para esta cena rápida perfecta.
    5. Preparamos la fuente para el horno, la forramos con papel de horno o vegetal para que no se pegue la masa o simplemente aplicamos una capa de mantequilla que conseguirá un efecto similar.
    6. Extendemos la masa sobre una superficie enharinada. Intentaremos trabajar con el hojaldre y el rodillo hasta que nos quede muy finita la pasta.
    7. La ponemos sobre la fuente y pinchamos un poco con un tenedor para evitar que suba más de la cuenta.
    8. Seguimos con la pera que será una de las protagonistas de esta receta, podemos usar el tipo de fruta que más nos guste. La variedad de pera determinará el punto de dulzor.
    9. Pelamos la pera y la cortamos en rodajas del mismo tamaño que colocamos encima de a base que tenemos lista.
    10. La presentación es importante, así que intentaremos que quede lo más bonita posible para darle un aire elegante a este crujiente.
    11. Seguimos con el queso. En este caso usaremos un gorgonzola, aunque podemos ponerle el tipo que más nos guste.Receta de crujiente de pera y gorgonzola con rúcula y nueces
    12. Con esta receta se busca la intensidad y el contraste de sabores. Un cabrales es una opción que puede quedar de maravilla con la pera, al igual que un roquefort o cualquier otro que nos guste.
    13. Troceamos el queso y lo colocamos con la pera. Esta fusión de sabores marcará la diferencia.
    14. Cocinamos este crujiente a 180º durante unos 20 minutos hasta que nos quede un pastel salado de excepción.
    15. Retiramos del horno cuando el queso esté fundido y el hojaldre preparado. Le daremos un punto de dulzor extra con la miel, un chorrito le dará mucha gracia.
    16. Por último, colocamos la rúcula por encima para darle color, alegría y sabor. Tendremos listo un crujiente de pera y gorgonzola de lujo. Atrévete a probarlo, es rápido, fácil y está de vicio.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias