Recetas de postres

Receta de carquiñolis de avellana

Receta de carquiñolis de avellana
Carquiñolis de avellana
Comentar

Los carquiñolis de avellana son un dulce tradicional muy fácil de preparar.

Los carquiñolis de avellana son un dulce tradicional muy fácil de preparar. Tiene sus orígenes en las grandes extensiones de avellanas de nuestro país, zonas en donde este fruto seco era considerado un manjar. Se cocinaban postres destinados a conseguir que las avellanas fueran las protagonistas y entre ellos, los más destacados eran los carquiñolis. Ideales para acompañar una taza de té o café, son una merienda saludable, de textura crujiente y sabor que impresionará. Si estás buscando unos dulces caseros que harán las delicias de toda la familia y amigos, atrévete con estos carquiñolis de avellana.

Ingredientes:

  • 100 gr de avellanas
  • 1 huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 175 gr de harina
  • Ralladura de la cáscara de un limón
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 chorrito de vino dulce
  • Cómo preparar carquiñolis de avellana

    1. Esta receta es una de las más clásicas que existen, directamente rescatada del recetario de la abuela sus sabores y texturas son dignas de un pequeño viaje en el tiempo. Volveremos a una época en la que no se disfrazaban los dulces con salsas o coberturas, eran exquisitos por su materia prima.RReceta de carquiñolis de avellana
    2. Empezaremos a cocinar esta delicia poniendo a remojo las avellanas con el vino dulce. Este pequeño truco nos ayudará a darle un sabor muy especial a los carquiñolis.
    3. Mientras tenemos a las avellanas macerando en este sabor dulce, nos pondremos manos a la obra con la masa. Haremos un volcán con la harina tamizada y la levadura.
    4. En el centro de este volcán colocamos el azúcar, la canela y un poco de ralladura de limón. Para unificar el conjunto, ponemos el huevo. Empezamos a amasar una masa que quedará de lo más contundente.
    5. Añadimos las avellanas previamente escurridas y una cucharada sopera de vino dulce de su maceración. Seguimos amasando hasta tener lista una base repleta de buenas sensaciones.
    6. Con la masa lista vamos a hacer los carquiñolis. Cogemos pequeñas porciones y hacemos unos bastoncitos alargados con las manos. Vamos colocándolos en una fuente forrada con papel vegetal para que no se pegue la masa.Receta de carquiñolis de avellana
    7. Todos deberán tener la misma forma para que se cocinen a la vez. Cuando los tenemos bien colocados en la fuente para horno, empezamos a cocinarlos.
    8. Horneamos los carquiñolis a 180º durante unos 20 minutos. Cuando estén dorados los retiramos del horno. Podemos darles una forma más bonita recortando un poco las puntas. Servimos con café, chocolate o leche, cualquier excusa es buena para disfrutar de esta delicia.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias