Recetas de postres

Receta de postres de Turquía: Tulumba

Tulumba turco
Postres de Turquía
Comentar

Entre los postres más tradicionales y fáciles de elaborar de la gastronomía turca, está el tulumba. Seguro que tienes los ingredientes en casa, ¡manos a la obra!

El tulumba es uno de los postres de Turquía más icónicos que existe. Tras de sí hay una historia y un sabor que han trascendido los límites del tiempo y las barreras de las innovaciones en la cocina de ese país. Por esto es interesante descubrir cómo se prepara y otros datos relevantes de este maravilloso postre. El tulumba o bamiyeh es habitual en cualquiera de los pueblos de lo que se conoce como el antiguo Imperio Otomano. Su dinastía duró unos 600 años y en su tránsito incluyó países que ahora conocemos como Israel, Líbano, Jordania, Hungría, Grecia, Egipto, Bulgaria, Siria, Rumania, Macedonia y la costa norte de África. Es decir, que este postre de Turquía se puede conseguir hoy todavía en estos territorios. Dependiendo de la región, recibe distintos nombres. El tulumba es un plato que se come frío y suele servirse en fechas importantes para los judíos turcos, israelíes y persas. Se consume en Janucá, por ejemplo, festividad hebrea de las luces.

Este rico postre, el tulumba, está compuesto por una masa frita, recubierta por una crema de limón. La mezcla de la masa contiene almidón y sémola, que es la que le da el toque crujiente. Su contenido nutricional complementa, en buena medida, la alimentación. Tiene las propiedades del limón, que contiene vitamina C y vitamina A, poderosos antioxidantes naturales que protegen al organismo de la acción negativa de los radicales libres y previenen distintas enfermedades. También el tulumba contiene las grasas poliinsaturadas de la mantequilla, los hidratos de carbono de la harina (que, a su vez, posee algo de proteína); y la sémola, que otorga potasio y calcio. El potasio es un mineral ayuda al funcionamiento correcto de los músculos. El calcio, por su parte, interviene en el desarrollo y conservación de los huesos y los dientes.Postres turcos

Ingredientes

Para el jarabe:

  • 3 tazas de azúcar
  • 3 ½ de agua
  • El zumo de ½ limón
  • Ingredientes para la masa:

    • 2 cucharadas soperas de mantequilla
    • 2 cucharadas soperas de azúcar
    • 2 tazas de agua
    • 2 ½ de harina
    • 4 huevos (a temperatura ambiente)
    • 3 cucharadas soperas de sémola
    • 2 cucharadas soperas de maicena
    • 2 tazas de aceite vegetal (o un poco más si se requiere)
    • Nueces molidas (opcional)

    Cómo preparar tulumba:

    1. Poner todos los ingredientes medidos a la mano para facilitar la preparación.
    2. Preparar el almíbar usando una cacerola. Mezclar el agua con el azúcar y encender el fuego hasta llevar la mezcla a punto de ebullición.
    3. Revolver todo hasta que el azúcar se integre bien al líquido.
    4. Bajar la llama y dejar que la mezcla se vaya reduciendo por unos 15 minutos. Añadir también el jugo de limón y dejar en el fuego unos 2 minutos más. A continuación, apagar el fuego y dejar reposar para que enfríe.
    5. Para preparar la masa, tomar una cacerola y agregar primero el agua, la mantequilla y el azúcar. Encender el fuego y mezclar todo hasta que los ingredientes se integren.
    6. Es importante que el fuego sea bajo mientras se elabora la mezcla, porque de otra forma se secaría en exceso. Se trata de que todos los ingredientes se integren en su punto de textura ideal.
    7. Coger la harina e ir agregando con una cuchara de madera hasta que la masa esté homogénea y suelta. Cuando comience a pegarse demasiado a la cuchara, significa que es tiempo de apagar el fuego.
    8. Tomar los huevos y agregar uno por uno en la masa mientras se sigue moviendo con la cuchara de madera.
    9. Agregar la sémola y la maicena con cuidado (siempre moviendo con la cuchara en la mezcla).
    10. Ubicar una manga pastelera con punta de estrella (si no se posee una, hay alternativas en la red para hacerla casera) y poner la masa dentro.
    11.  Calentar una sartén con profundidad y agregar el aceite. Encender el fuego y esperar a que esté bien caliente, pero sin que se queme.
    12. Ya con el aceite caliente, apretar la manga sobre la sartén en pequeñas líneas. Y usar una cuchara o utensilio para freír e ir moviendo los trozos. La idea es que se doren uniformemente.
    13. Cuando la tulumba esté hecha, retirar del fuego y ponerla a escurrir en una toalla de papel absorbente para que escurra el exceso de grasa.
    14.  Untar el almíbar de limón por encima y dejar reposar unos minutos.
    15.  Al final, para servir, tomar los platos y colocar los dulces almibarados decorados con nueces molidas. Verter un poco más de almíbar y listo.Tulumba en plato

    Este es uno de los postres de Turquía más crujiente y delicioso. Además, es muy dulce por el almíbar que se le añade. Ahora no tienes que transitar por las calles de ese país, pues puedes hacerlo fácilmente en casa. También puede considerarse como uno de los postres favoritos de los niños turcos, así que, si tienes pequeños comensales, esta receta te vendrá genial. Ve corriendo a prepararlos y disfruta del máximo sabor de uno de los postres de Turquía más aclamados.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias