Recetas de verduras

Receta de Pastel de espárragos

Pastel de espárragos
Receta de Pastel de espárragos
Comentar

El pastel de espárragos es una receta sencilla y deliciosa que siempre quedará bien. Toma nota de estos sencillos pasos para disfrutar de un primer plato ligero y fácil de preparar.

El pastel de espárragos es uno de esos platos que siempre quedará de maravilla. Los espárragos es un alimento diurético con una buena cantidad de fibra que podemos encontrar disponible durante todo el año. Los podemos comprar frescos, congelados o en conserva, tenerlos cerca nos permite disponer de un complemento perfecto a cualquier plato. En este caso, los vamos a convertir en la base de un pastel bajo en grasas que hará las delicias de toda la familia. Conseguiremos darles la textura que necesitan con unos sencillos productos esenciales, la nata baja en grasas y los huevos serán claves en esta receta. Toma nota de un pastel de espárragos destinado a triunfar.

Ingredientes:

  • 1 manojo de espárragos blancos
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata líquida 30% m.g.
  • Sal
  • Pimienta
  • Mantequilla
  • Tomatitos cereza
  • Mayonesa casera
  • Cómo preparar un pastel de espárragos

    1. Para esta receta lo ideal es utilizar unos espárragos frescos, aunque si no tenemos tiempo podemos optar por otras soluciones que ya vienen listas para la acción.
    2. Pelamos el tronco de los espárragos o lo cortamos directamente, eliminamos también las partes más duras o esos hilos demasiado gruesos. Coceremos los espárragos con agua hirviendo y un poco de sal. Tardarán dependiendo del grosor unos 10 minutos en estar listos.
    3. Cuando veamos que están tiernos los escurrimos. Irán directamente al vaso de la batidora, podemos reservar las puntas para decorar el pastel.
    4. Colocamos los huevos y la nata líquida con los espárragos. Le daremos el punto de sal y de pimienta que más nos guste. Si queremos que sea más ligero podemos colocar la misma cantidad de leche desnatada, cuajará gracias a los huevos, pero no quedará tan intenso.
    5. Trituramos todo hasta obtener la base perfecta de un pastel de espárragos sorprendente. Podemos colar la masa para que quede más fina o dejar algunos trocitos que le darán una cierta gracia.
    6. Untamos el molde con un poco de mantequilla para que la masa no se pegue. Colocamos la mezcla y horneamos a 180º unos 45 minutos. Para que cuaje mejor la mejor manera de hacerlo es al baño maría, colocaremos en el molde sobre una bandeja con un poco de agua.
    7. Pasado este tiempo comprobamos que el pastel ha cuajado del todo. Esperamos a que se enfríe para desmoldarlo.
    8. Lo decoraremos con un poco de mayonesa, tomates cherry y las puntas de los espárragos cortadas. Tendremos listo un pastel de espárragos que siempre quedará de maravilla y estará delicioso.

    Últimas noticias