Recetas fáciles

Receta de Crema ligera y semidulce de puerros

Crema ligera y semidulce de puerros
Receta de Crema ligera y semidulce de puerros
Comentar

Esta crema ligera y semidulce de puerros es una delicia muy fácil de preparar. Con unos puerros y una cebolla tendremos la base de verduras de un plato saludable y delicioso.

La crema ligera y semidulce de puerros es un delicioso plato de cuchara que se cocina a la velocidad de la luz. El puerro será el ingrediente principal de una esas cremas destinadas al éxito más absoluto. La base principal de esta receta es una cebolla que tendrá ese sabor especial gracias a una combinación de ingredientes destinados a potenciar el dulzor inicial de este alimento. El vinagre y la nata líquida conseguirán que todo tenga el un equilibrio perfecto de sabores. Prepara la cuchara y un poco de pan porque esta crema ligera y semidulce de puerros es una auténtica maravilla fácil de preparar.

Ingredientes:

  • 6 puerros
  • 1 cebolla
  • Azúcar blanco
  • ½ taza de nata líquida
  • 1 chorrito de crema balsámica de Módena
  • Caldo de verduras
  • ½ taza de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Cómo preparar una crema ligera y semidulce de puerros

    1. Vamos a empezar esta receta preparando todos los ingredientes. El caldo de verduras puede ser comprado o lo podemos preparar en un momento, en unos 20 minutos tendremos listo un caldo que puede ser excepcional.
    2. Con todo listo, empezaremos por los puerros. Les cortamos la parte verde y nos quedamos con el interior blanco y delicado que tienen.
    3. Seguimos con la cebolla, la vamos a pelar y cortar en trocitos lo más pequeños posibles para que se mezclen mejor con el resto de los ingredientes y se cocinen más rápidamente.
    4. Empezamos a pochar este fondo, colocamos en un cazo aceite de oliva o un poco de mantequilla. Vamos a colocar la cebolla y el puerro para que se empiecen a pochar a fuego lento.
    5. Cuando estén blanditos podemos ponerle el azúcar. Conseguiremos un ligero caramelizado que nos ayudará a tener un palto mucho más delicado. No paramos de remover durante estos 10 minutos que durará este proceso.
    6. Le ponemos el vinagre de modena y el vino blanco, dejaremos que estos ingredientes le den un toque afrutado muy especial. Esperamos unos minutos hasta que el alcohol se haya evaporado.
    7. Llega el turno de poner el caldo y un poco de nata que ayudará a esta receta a espesar y le dará ese toque final que necesitará la crema.
    8. Cuando tengamos las verduras cocinadas, vamos a triturarlas hasta que estén muy finas. Si nos interesa una crema más delicada la pasaremos por el colador. Servimos en caliente con unos picatostes de pan y unas gotitas de aceite de sésamo por encima, el resultado es espectacular.

    Lo último en Recetas