Cómo servir un café de calidad

Cómo servir un café de calidad
Cómo servir un café de calidad
Comentar

Si te gusta disfrutar de un buen café de calidad, hay una serie de consejos prácticos para obtener una bebida con la máxima calidad. Toma nota.

El café es una bebida que se consume en todo el mundo y que se ha convertido en un verdadero arte. Pero para disfrutar de su degustación, es fundamental que todo el proceso de preparación cumpla determinadas características. Y ahí se presenta el interrogante sobre cómo servir un café de calidad. A continuación, veremos los tips más importantes para que los clientes o invitados, tengan una buena experiencia a la hora del café.

Pasos para saber cómo servir un café de calidad:

Esto sirve tanto para los dueños o camareros de un bar, como para quienes deseen servir un buen café en casa. En este sentido, lo importante es saber que la solución no se resume en un solo paso. Se deben considerar varias etapas: desde la elección de la materia prima hasta la presentación.

  • Selección de un buen café: se puede seleccionar un café natural o uno torrefacto. Para lograr un sabor intenso y que respete las propiedades del producto, es mejor el natural. El torrefacto utiliza azúcar en el proceso de tostado y allí pierde parte de su sabor propio.
  • Recientemente tostado, mucho mejor: para conservar el sabor y el aroma más propio, lo mejor es servir un café que haya sido tostado recientemente. Si esto es imposible, la opción para conservar las propiedades, es que sea envasado y guardado herméticamente.
  • Moler el café en el momento y en la proporción adecuada: si se trata de un bar y se cuenta con posibilidad de moler el grano en el momento, esta es la opción más apropiada. El producto ya molido pierde sus propiedades rápidamente. Una vez con el grano de buena calidad, se debe lograr una molienda que se ajuste a la cafetera. Si la cafetera es por goteo, por ejemplo, lo mejor es lograr un molido de tamaño intermedio.
  • >

    Maquinaria y presentación:

    • La calidad de la cafetera es fundamental. Es mejor invertir en una buena máquina de café que lamentar un producto final indeseable.
    • Excelente calidad del agua: si se trata de cómo servir un café de calidad, el agua es importantísima. La proporción de agua utilizada en la taza es mayor al 90%, con lo cual es fundamental que ésta sea buena.
    • Práctica y presentación: por último, para que el café resulte delicioso, intenso y que enamore, es importante formarse en su elaboración y cuidar el detalle. Además, utilizar tazas de porcelana que mantienen mejor el calor. No hay nada peor que recibir un café frío.

    Con estos sencillos consejos, un café puede convertirse en una bebida gourmet, en una delicia para el paladar.

    Lo último en Recetas