La reina de las tapas

Calamares a la romana

calamares a la romana
Receta de calamares a la romana: Truco para un rebozado perfecto
Comentar

La receta de calamares a la romana te permitirá crear una de las mejores tapas caseras del mundo. No hay cena o comida de tapas que no tenga como plato estrella unos buenos calamares. Normalmente los compramos ya preparados, pero con esta receta tan sencilla seguro que te animas a hacerlos en más de una ocasión. No se puede comparar el sabor de unos calamares caseros que están recién hechos con el de unos congelados. Es como la noche y el día, no tienen nada que ver. Te proponemos una receta fácil y deliciosa para que prepares esta reina de las tapas en un tiempo récord.

Ingredientes:

  • 500 gr de anillas de calamar
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche
  • 100 gr de harina
  • 1 limón
  • Laurel
  • Aceite
  • Sal
  • Cómo preparar unos calamares a la romana:

    1. El primer paso es limpiar bien el calamar si optas por comprarlo fresco. Puedes pedir que te lo preparen en la pescadería específicamente para este plato. También existe la posibilidad de comprar las anillas de calamar directamente, es mucho más rápido.
    2. Para darle una mayor intensidad a este plato preparamos un marinado. Añadimos el zumo de limón, un poco de aceite de oliva y la hoja de laurel. Ponemos las anillas de calamar en este jugo y dejamos que reposen unos 30 minutos.calamares a la romana
    3. Un buen rebozado de calamar tiene sus secretos. Para preparar el empanado perfecto, separaremos la yema de la clara del huevo. Las yemas son las que se mezclaremos primero con la harina para darle ese color y ese toque un poco más crujiente. Añadimos la leche para darle una textura más líquida y fina. Para crear un plato de alta cocina batimos las claras a punto de nieve y las unimos al resto de ingredientes. Con esto conseguiremos que el rebozado sea ligero y esponjoso una auténtica delicia.
    4. Escurrimos bien los calamares marinados y los ponemos sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de líquido. Pondremos el aceite en la paella y empezaremos a calentarlo. Este punto es importante, la temperatura del aceite debe ser alta y a la hora de freír incorporaremos poco a poco las piezas de calamar. Si ponemos mucha cantidad, el aceite se puede enfriar. Si el aceite está frío existe la posibilidad de que el rebozado se separe del calamar.
    5. Empaparemos bien el calamar con la mezcla para el rebozado. Iremos friendo los calamares poco a poco. Cuando estén dorados los sacamos, eliminamos bien el exceso de aceite y los servimos. Podemos poner en la fuente un poco de limón troceado le da mucho sabor y ayuda a digerir mejor los fritos, o si lo prefieres lo puedes acompañar con una mayonesa. Solo te quedará disfrutar de una tapa tradicional y deliciosa.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias